3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 14 de noviembre de 2016, 04:11

Mueren 6 civiles y 6 terroristas en un ataque con suicidas en el sur de Irak

Bagdad, 14 nov (EFE).- Al menos 6 civiles y 6 terroristas suicidas murieron hoy en un ataque perpetrado en la provincia de Kerbala, al sur de la capital Bagdad, informó el Ministerio iraquí del Interior.

El ataque fue lanzado por los 6 suicidas en la aldea Ain al Tamar, a unos 80 kilómetros al oeste de la ciudad santa chií de Kerbala, capital de la provincia homónima, explicó el portavoz de Interior, el coronel Saad Maan, en un comunicado.

Las fuerzas de seguridad lograron matar a 5 de ellos, mientras que el sexto entró en una vivienda y en su interior detonó los explosivos que llevaba adosados al cuerpo.

La explosión causó la muerte a seis civiles y heridas a otros seis.

La localidad de Ain al Tamr fue escenario en agosto pasado de un ataque similar por parte de cuatro suicidas contra una boda, que se saldó con 18 muertos y 20 heridos.

El ataque de hoy se produce pocos días antes del "arbain", conmemoración chií que celebra los primeros cuarenta días después del aniversario del martirio del imán Al Husein, nieto del profeta Mahoma, y que es el más venerado de los doce imanes del credo chií.

Para la ocasión, cientos de miles de fieles visitan su mausoleo ubicado en Kerbala, ciudad donde el imán murió el 10 de muharram del año 680 d.C. a manos de las tropas del califa omeya Yazid (líder de la rama suní del islam), tras resistir diez días una ofensiva del califa contra la ciudad.

Cientos de fieles chiíes han muerto en los últimos diez años en Irak en atentados perpetrados por terroristas suníes durante esa conmemoración.

No obstante, las provincias meridionales de Irak, de mayoría chií, se han mantenido más o menos a salvo de la violencia en los últimos dos años pese a la proclamación de un califato en la mitad septentrional por parte del grupo yihadista Estado Islámico (EI).