20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 7 de abril de 2017, 06:04

Muere la rumana que cayó al río Támesis en el atentado de Londres

Londres, 7 abr (EFE).- La Policía británica confirmó hoy el fallecimiento este jueves de la mujer rumana que cayó al río Támesis en el atentado perpetrado el pasado 22 de marzo a las puertas del Parlamento de Londres.

Un portavoz de Scotland Yard identificó a la víctima como Andreea Cristea, de 31 años, procedente de Rumanía, con cuya muerte se elevan, hasta la fecha, a cinco el número de víctimas mortales por el ataque.

La última, que permanecía ingresada en el hospital y que tuvo que ser rescatada de las aguas del Támesis, hacía una visita turística a Londres junto a su pareja, Andrei Burnaz, quien sufrió una rotura en el pie.

Cristea cayó al río tras ser arrollada por el agresor, Khalid Masood, que arremetió con un vehículo contra los viandantes que cruzaban el Puente de Westminster antes de estrellar el coche en la verja que rodea el Parlamento, donde apuñaló mortalmente a un policía y cayó abatido, acto seguido, por disparos de otros agentes.

"Tras luchar por su vida durante más de dos semanas, nuestra querida e insustituible Andrea, una hija, hermana, compañera maravillosa, amiga dedicada y la persona más única y amante de la vida que uno puede imaginar, ha sido cruel y brutalmente arrancada de nuestras vidas de la manera más despiadada", indicó hoy la familia de la mujer rumana en un comunicado divulgado por medios británicos.

Además de las seis personas que murieron como consecuencia de aquella acción terrorista, entre ellas el autor de la tragedia, el atentado dejó unos cincuenta heridos.

Según la cadena BBC, Cristea falleció por las heridas causadas por el terrorista.

Además de Masood y de Cristea, en el ataque perdieron la vida el policía Keith Palmer, Aysha Frade -que tenía nacionalidad británica aunque era de origen español-, el turista americano Kurt Cochran, y un jubilado británico de 75 años, Leslie Rhodes.