4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 21 de julio de 2016, 01:00

“Muchos medicamentos no tienen utilidad y, sin embargo, se emplean”

Por Irma Oviedo

El médico español Juan Gérvas, coordinador del equipo CESCA; grupo científico de investigación, análisis de la organización y actividad de la atención primaria, sostiene que el consumo excesivo, irracional, de los fármacos representa una de las principales causas de muerte en el mundo.

“Cuando se utilizan medicamentos sin justificación, los daños no se compensan con ningún beneficio. Incluso, cuando los medicamentos son necesarios conviene su uso apropiado; racional se dice, para que haya un resultado neto ventajoso”, señaló. Aclaró que fármaco proviene de una palabra griega que significa ‘veneno’.

“Los medicamentos son, en cierta forma, venenos que aplicados correctamente producen grandes beneficios. Cada vez tenemos más y mejores fármacos, de mayor potencia y eficacia, pero al mismo tiempo de mayor peligro en su utilización”.

En ese sentido, ejemplificó que las resistencias bacterianas por el mal uso de antibióticos provocan unas 700.000 muertes anuales en el mundo. “Gran parte de esas muertes serían evitables con un uso racional de los antibióticos”. En cambio, para comparar citó que los accidentes de tráfico producen solo 1.200.000 fallecimientos por año.

Por otra parte, insistió en que los productos farmacéuticos producen efectos adversos, a veces inevitables. “Es decir, dañan al utilizarlos. Pueden ser alergias, pueden ser tóxicos al hígado o el riñón, pueden ser interacciones con otros medicamentos, etc”.

Las estatinas, que son los remedios para el colesterol, pueden producir daño en los músculos y a veces la muerte por fracaso renal. Se calcula que los efectos adversos de los medicamentos producen 200.000 muertes anuales en la Unión Europea, explicó.

“Muchos medicamentos no tienen utilidad y, sin embargo, se emplean profusamente. Por ejemplo, los antidepresivos no tienen mayor efecto que el placebo; medicamento inerte, sin nada, en las depresiones leves. Asimismo, los medicamentos para la enfermedad de Alzheimer son inútiles, etc.”, sostiene al tiempo de indicar que la mejor revista de medicamentos del mundo, la francesa Prescrire, publica todos los años la lista de fármacos aprobados, pero que conviene no utilizar por sus daños, o por su ineficacia.

“Por todo ello, la actividad médica se está convirtiendo en un peligro. No por su falta de utilidad, sino por el exceso en su empleo. Este exceso se refiere al uso de medicamentos, pero también a otras intervenciones preventivas, diagnósticas, quirúrgicas y rehabilitadoras”. En EEUU la actividad médica provoca entre 200.000 y 400.000 muertes anuales evitables.

EXCESO DE ESTUDIOS. En otro momento, el doctor Gérvas advierte sobre los peligros de exponerse excesivamente a estudios de imágenes que producen radiación. “El mayor peligro y daño se produce por el abuso de las TAC (Tomografía axial computarizada o escáner), especialmente, en niños y adolescentes”. El daño de la irradiación por cinco TAC es similar al provocado por la radiación de la bomba atómica a los sobrevivientes en Hiroshima, según un artículo en el British Medical Journal, señaló el doctor Gérvas.

Los casos se repiten en los pedidos excesivos de ecografías para el diagnóstico precoz del cáncer de ovario, que llevan a más intervenciones quirúrgicas innecesarias, con sus complicaciones, sin disminuir la mortalidad. O las ecografías innecesarias en los chequeos de tiroides”.

El daño que provocan las TAC en la mejora del diagnóstico en la sospecha de apendicitis aguda, es una muerte por cáncer, si se hace en 2.000 jóvenes. “Hay que pensar en el daño que provocan muchos chequeos de gama alta que ofrecen la TAC del cuerpo entero, como si fuera algo con beneficios sin daños. No es que las TAC sean maliciosas en sí mismas, sino que su uso innecesario llega a provocar daños que no compensan”.