2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
lunes 1 de agosto de 2016, 01:00

Moverse unos minutos en el trabajo combate la rutina y ayuda a la salud

Por Carlos Elbo Morales

carlos-morales@uhora.com.py

Decir que uno necesita moverse para evitar convertirse en una momia sedentaria no representa el descubrimiento de una novedad. Ahora, si les decimos que puede ejercitarse incluso cuando trabaja, ahí la cuestión cambia. No se trata de un mero sueño, sino que ocurre desde hace bastante tiempo en el mundo y actualmente unas 40 empresas implementan en el país.

Un 75% de las personas son sedentarias en su tiempo libre luego de sus actividades diarias. De 10, 7 no realizan la media hora de actividad física al día. A esto se suma que el 80% de las personas no realizan un desplazamiento activo, es decir no caminan ni trotan. Mientras que el 45% tienen alguna actividad física por el trabajo que realizan. Estos son los datos arrojados por la encuesta de Factor de Riesgo a la Salud, del Ministerio de Salud, del 2011.

Consecuencias. Los trabajadores con poca o nula actividad física tienen una mayor tendencia a desarrollar tempranamente enfermedades cardiovasculares o diabetes, explica el jefe de la Unidad de Promoción de Actividad Física, Lic. Eduardo Enciso. A estas dolencias también se suman las consecuencias síquicas como el estrés.

“Todo esto puede ser evitado con una pequeña actividad física laboral o pausa activa. Solo basta un espacio de 10 minutos cada tres horas”, explica. En el intervalo que se realiza, el trabajador puede subir y bajar las escaleras, realizar estiramientos o incluso cantar. También puede salir a dar una vuelta a la manzana o caminar un rato.

“La idea es que la gente entienda que debe moverse y despejarse ya sea en pequeños segmentos de diez minutos. Lo pueden hacer ellos solos o entre compañeros de trabajo”, dice el consejero de salud.

Las recomendaciones van también para quienes viajan mucho tiempo en ómnibus, que al caminar unas cuadras ya realizan una actividad física y al llegar a casa moverse o bailar con la familia. Si cuentan con vehículo propio, pueden estacionarlos un poco más lejos o bien dar una vuelta a la manzana al bajarse, en beneficio de la salud física y mental.