10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 4 de agosto de 2016, 09:40

Ministro de Trabajo pide "otra vez" desalojo de su vereda

El ministro de Trabajo, Guillermo Sosa, pidió "con urgencia" al intendente de Asunción, Mario Ferreiro, que desaloje a los sindicalistas de la línea 51 apostados en la vereda de la sede ministerial. Es la tercera vez que Sosa realiza tal pedido, antes de aplicar "otras medidas".
"Antes de recurrir a otras medidas" el Ministerio del Trabajo envió una nota a la Intendencia de Asunción, pidiendo de forma urgente que la vereda de la Secretaría de Estado sea desalojada, informaron desde la misma institución.

Según Sosa, en una resolución dictada en abril de este año se ordena, como medida de urgencia, la desocupación inmediata de la vereda en las calles Luis Alberto de Herrera e/ Paraguarí, la cual, desde hace meses, está ocupada por sindicalistas de la línea 51.

El ministro asegura que estas personas están "obstaculizando la libre circulación de todos los ciudadanos". Dijo que en su momento ya solicitaron a la Comuna de la capital tal desalojo pero que, a pesar del reiterado pedido, no lo hicieron hasta el momento.

"Tengo el agrado de dirigirme al Señor Intendente con el objeto de urgir el cumplimiento de la Resolución 596/2016 de fecha 29 de abril de 2016, que en su artículo 2° dispone: ordenar, como medida de urgencia, la desocupación inmediata del espacio (vereda) y del espacio de dominio público, ubicado en las calles Luis Alberto de Herrera e/Paraguarí, ocupado por los Sindicalistas de la línea 49 y/o cualquier otro ocupante, bajo apercibimiento que de no hacerlo así, funcionarios municipales procederán a realizar la desocupación respectiva a costa de los responsables de dicha ocupación", dicta parte de la nota.

Los choferes realizan la medida de fuerza desde el año pasado tras supuestamente haber sido vulnerados en sus derechos laborales, especialmente debido a despidos injustificados.

En julio de este año los sindicalistas de la línea 49 levantaron sus carpas de la vereda "del conflicto", pero los conductores de la 51 quedaron en el lugar.