3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 26 de octubre de 2016, 01:00

Ministro quiere “mantener un buen espíritu con senadores”

“Me gustaría mantener un buen espíritu con los senadores, ahora que van a reconsiderar nuestro proyecto de préstamo”, expresó ayer el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, luego de la presentación del plan de reconversión del Puerto de Asunción.

Su expresión se refirió al rechazo de la Cámara Alta del préstamo de USD 200 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que buscaba dar continuidad a las obras viales que están siendo ejecutadas por el MOPC. Señaló que modificarán el proyecto para que sea aprobado.

Manifestó que el tema del crédito está en conversaciones con la Comisión de Hacienda, donde se analizan los ajustes que sean necesarios, que serían ajustes menores, para presentar este proyecto nuevamente al Congreso Nacional de manera que sea estudiado rápidamente. Explicó que algunos de estos ajustes que están siendo negociados serán introducidos al proyecto de ley. “Espero que no sean demasiado grandes, de tal manera que no se pierda su capacidad operativa”, sentenció el ministro.

Mencionó además que de esa manera se genera una motivación al sector de la construcción para ir más rápido y eso se ve reflejado en las obras de este año. “El listado de obras está fijo. Fue presentado ya al proyecto anterior. Vamos a repetir en este proyecto porque esas son las obras que queremos priorizar en este momento. Estamos hablando de un paquete de poco más de 130 obras”, puntualizó.

Jiménez Gaona reiteró que este préstamo de USD 200 millones del BID es necesario para no perder la velocidad de las obras y el buen momento económico que viene asociado a las obras públicas.

“No solamente se trata de los 50.000 empleos que están directamente relacionados al sector de la construcción, sino porque la construcción es un indicador de salud de la economía”, añadió.

Afirmó que es fundamental contar con esos fondos para el pago de los certificados en noviembre-diciembre. “Estamos hablando de unos USD 100 millones; y en enero y febrero otros USD 100 millones para utilizar todos los fondos que estarían disponibles con este préstamo”, agregó.

Recordemos que los proyectos que fueron afectados por el rechazo del préstamo del BID se quedarán sin recursos y son principalmente los que estaban siendo financiados con bonos soberanos, recursos que se agotarán este mes, por lo que un total de 450 contratos en ejecución pueden parar desde fines de noviembre, de los cuales 18 son los considerados emblemáticos.