5 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 13 de julio de 2016, 10:42

Ministro pide "participación de la sociedad" mexicana para combatir obesidad

México, 13 jul (EFE).- La obesidad, un fenómeno en el que México es líder mundial, depende de muchos factores, como las porciones de los alimentos consumidos y sus características, así como de la falta de ejercicio, pero sobre todo de un cambio de mentalidad de la población, afirmó hoy el ministro de Salud, José Narro.

"El tema de la obesidad es un tema complejo, no hay una sola medida ni una sola causa que la explique, no hay una sola acción que la evite y la prevenga", indicó en una entrevista con Efe Narro, que lleva cinco meses en el cargo pero que es la tercera vez que desempeña un puesto de responsabilidad en ese ministerio.

El titular de la Secretaría de Salud recordó que "siete de cada diez mexicanos tienen sobrepeso u obesidad", y en el caso de los niños, uno de cada tres padecen esos problemas.

El ministro señaló que la solución "tiene que ver con un cambio en la dieta" y con "la vida sedentaria" de muchos mexicanos.

"Es el conjunto de elementos lo que termina dándonos el producto final de la ingesta de esa alimentación y de ese desbalance con el consumo de energía, de esa falta de ejercicio, de movilidad", amplió.

Otro de los aspectos en que hizo hincapié fue el del tamaño de las porciones que se ponen sobre las mesas mexicanas, un país de rica gastronomía y gran afición por la comida.

"La virtud no está solo en la abstinencia sino en la continencia. A veces en las familias se pierde un poco la dimensión de que la porción para un niño de cuatro o cinco años no puede ser la misma que para un jovencito de doce", denunció.

Recordó que el sobrepeso y la obesidad "tienen implicaciones que son importantes", como por ejemplo el síndrome metabólico, problemas cardiovasculares y la diabetes.

En este último caso remarcó que el país "tiene una base genética" que lo hace "proclive" a desarrollar esta enfermedad.

En 2014 más de 94.000 ciudadanos fallecieron por esa causa, es decir, "uno de cada siete mexicanos que fallecieron", subrayó.

México tiene asimismo "un problema serio de insuficiencia renal", de "amputaciones, problemas de retinas, del sistema vascular, el sistema nervioso, parte endocrinológica", enumeró.

Reconoció que "se han estado dando avances importantes", pero advirtió que no es suficiente.

"Aquí, como en la mayoría de las patologías, requerimos la participación de la sociedad", alertó.

Hizo un símil con lo que pasa con las vacunas y la concienciación de los padres para que sus hijos las reciban.

"En el caso de la lucha contra la obesidad, el sobrepeso y la diabetes necesitamos la participación, ayudar transmitiendo información a las familias mexicanas", subrayó.

El objetivo es que "que se modifiquen las pautas de alimentación, para que se mejoren las condiciones de ejercicio y actividad física, para que haya una visita periódica" al médico que permita "detectar a la gente que está en riesgo de padecer diabetes".