20 de febrero
Lunes
Muy nublado
25°
35°
Martes
Mayormente nublado
25°
36°
Miércoles
Tormentas
25°
36°
Jueves
Muy nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 11 de enero de 2017, 02:00

Ministro pide al titular del Indert que agilice trabajos

El ministro del Interior, Tadeo Rojas, y el comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo, se reunieron ayer con miembros de la Comisión Permanente del Congreso Nacional para informar sobre la reciente actuación policial en Guahory, Departamento de Caaguazú, donde se registró un enfrentamiento entre campesinos de la zona y agentes del orden.

Al respecto Rojas expresó que llevan reclamos muy fuertes por parte de los legisladores y serán investigados para ver qué medidas asumirán.

Ya en conversación con miembros de la prensa, el secretario de Estado, solicitó al Indert agilizar los trámites y que terminen los trabajos de campo en la brevedad posible y entregar los lotes que se prometieron. “Guahory es muy desgastante para todos”, remarcó.

Señaló que manejan información que hay gente que va a la zona e incitan a los campesinos, y que en vísperas de encontrar una solución se radicalizan. Aseguró que existen legisladores entre los instigadores. “Eso es lamentable, no voy a dar nombres porque forma parte de la investigación que maneja la Inteligencia de la Policía. Yo no voy a poder acusarle a nadie de forma directa, pero de que hay legisladores (incitadores), hay”, acotó.

De acuerdo al ministro, siempre se habla y manejan información que se quiere crear un nuevo Curuguaty, con víctimas para desestabilizar al Gobierno. Expresó que no se descarta que hayan grupos políticos que quieren muertes en Guahory, tal como sucedió en Curuguaty y que tuvo como consecuencia un juicio político que derivó en la destitución de un presidente de la República (Lugo). “Como ya pasó una vez y hubo un juicio político creen que se puede repetir. Nunca falta quien le gusta conflictuar y generar enfrentamientos”, aseguró Rojas.

Durante la reunión con los legisladores, tanto Rojas como Sotelo, defendieron y justificaron la actuación de la policía en Guahory y argumentaron que solamente estaban cumpliendo órdenes de la Fiscalía.

Los pobladores de la zona denunciaron que los policías que participaron del operativo el pasado 3 de enero, terminaron robando desde dinero hasta gallinas de las casas donde ingresaron.