3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 30 de noviembre de 2016, 01:00

Ministro Calero pone en jaque al Gobierno

Llegó al Ministerio de Cultura en medio de una polémica y se fue provocando otra: Marcelo Calero es el protagonista de la más reciente crisis del Gobierno conservador de Michel Temer en Brasil.

La tormenta comenzó a gestarse el sábado, cuando, Calero afirmó que dejaba su puesto tras ser presionado por el influyente secretario de Gobierno, Geddel Vieira Lima, para favorecer un proyecto inmobiliario en Salvador de Bahía.

Y cobró proporciones de huracán el jueves, una vez que este diplomático aseguró ante la Policía Federal que el propio Temer intercedió en el caso, al tiempo que surgían rumores de que grabó una conversación con el mandatario. Temer apoyó inicialmente a Vieira Lima, pero la presión llegó a tal punto que este presentó su renuncia. Respecto a las grabaciones, Calero divulgó una nota que los mundillos de la política y los medios de comunicación se esforzaban en leer sin sacar nada en claro. “Respecto a las informaciones difundidas por el Palacio de Planalto de que yo pedí una audiencia con el presidente Michel Temer con la intención de grabar una conversación en el gabinete presidencial, aclaro que eso no ocurrió”, dice la nota citada por el portal G1, que deja sin precisar si la negativa se refiere a la grabación o al hecho de pedir la audiencia con la intención de grabarla. Según Calero, Vieira Lima quería que intercediera para que el Instituto del Patrimonio Histórico, que depende de Cultura, aprobara la construcción de un edificio de 31 pisos donde compró un apartamento. afp