6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 13 de julio de 2016, 11:48

Ministro Bajac insta a utilizar cuarteles como cárceles

Para el ministro de la Corte Suprema de Justicia, Óscar Bajac, incidentes como el ocurrido este miércoles en Tacumbú pueden continuar si no se soluciona el hacinamiento en las penitenciarías. Propone utilizar los cuarteles del Ejército que están en desuso.

Bajac se encuentra en Encarnación participando del encuentro binacional de facilitadores judiciales. En el lugar se reunió con autoridades locales, entre ellos el gobernador de Itapúa, Luis Gneiting.

Si bien no maneja con detalles los incidentes que se produjeron este miércoles en Tacumbú tras la retención de guardiacárceles y amotinamiento por más de cuatro horas, advirtió que este tipo de situaciones pueden repetirse si no se soluciona el problema de hacinamiento en las cárceles, informó el corresponsal Raúl Cortese.

Para Bajac, la cantidad de reos es excesiva y, a partir de esta experiencia, se deben prevenir incidentes similares en otras penitenciarías.

En la misma línea que la ministra de Justicia Carla Bacigalupo, propone utilizar los cuarteles en desuso, para convertirlos en centros de rehabilitación.

En abril pasado, Bacigalupo había declarado emergencia por 10 meses a raíz del hacinamiento en las penitenciarías. Su decisión obedece a que las 16 cárceles distribuidas en diferentes puntos del país superan su capacidad poblacional. En Tacumbú se superó la cifra de 4.000 internos, siendo que su capacidad es de solo 1.687 personas.

En la mañana de este miércoles dos guardiacárceles fueron retenidos en el pabellón 5 donde intentaban realizar un cateo. Los funcionarios fueron liberados, pero los internos permanecieron amotinados durante unas cuatro horas. Tres brasileños, miembros del Primer Comando Capital (PCC), y dos paraguayos fueron sindicados como los cabecillas del amotinamiento.