9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 1 de noviembre de 2016, 16:39

Ministro argentino reclama el pronto envío a juicio de las causas por corrupción

Buenos Aires, 1 nov (EFE).- El ministro de Justicia argentino, Germán Garavano, reclamó hoy la rápida elevación a juicios de las causas por corrupción y advirtió que, si no se da el mensaje adecuado a la sociedad mediante condenas, todo quedará en una "efervescencia" y será "difícil" erradicar ese mal.

"Tenemos el problema de que el sistema judicial no le pone costos a la corrupción. Hoy las posibilidades de ser atrapado por cometer un hecho de estas características, luego sometido a proceso, elevado a juicio y finalmente condenado son muy bajas", dijo Garavano al disertar en la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires.

Al inaugurar las jornadas sobre "El fenómeno de la corrupción y las herramientas para combatirla", Garavano sostuvo que hoy "el desafío del sistema de Justicia es elevar los casos a juicio" y que un "tribunal imparcial" los resuelva y se lamentó de que en los últimos 20 años haya habido "pocas" elevaciones a juicio y condenas, con lo cual, advirtió, "el mensaje sigue siendo de altos niveles de impunidad".

En su diagnóstico, sostuvo que esto se debe a dificultades procesales y de gestión, porque los jueces y fiscales no están preparados para investigar delitos de corrupción, y a problemas derivados de la "actitud" de algunos magistrados que, afirmó, tratan "de conservar un caso" todo lo que pueden sin elevar a juicio aquellas partes de la investigación ya acreditadas.

Ante un auditorio de alumnos, académicos, abogados y jueces, el ministro destacó que actualmente hay varios casos por corrupción abiertos, con "funcionarios de importancia que están siendo investigados", pero consideró que esto es insuficiente.

"Hoy lo que estamos viviendo, por ahora, es mucha efervescencia en esta primera etapa, que no implica ningún cambio profundo en relación a otras etapas", sostuvo Garavano, quien advirtió que si la Justicia no envía "señales" mediante la resolución de los casos, "será muy difícil porque la sensación de la sociedad será de que nada ha cambiado y todo sigue igual".

Garavano dijo que durante los últimos años "se pretendió mostrar un Estado que estaba para ayudar y presuntamente fuerte", pero, que cuando llegó a la función pública, en diciembre pasado, con el inicio del Gobierno de Mauricio Macri, no encontró "nada de eso" sino, por el contrario, "un Estado debilitado y sin controles".

"Pareciera que llegamos a un punto en Argentina donde la gestión se orienta a ver cómo se gana plata o cómo se generan fondos o cajas", señaló el ministro.

Indicó que, más allá de las causas que tramita la Justicia, el desafío ahora es "cómo se evita que esto se siga repitiendo".

"En esto no nos tenemos que engañar en términos de que fue una cosa rarísima de un Gobierno sino que, por más que se lo haya llevado a lugares que no conocíamos, seguimos teniendo en la base una matriz que facilita este tipo de conductas", dijo.

Explicó que el Gobierno trabaja para implementar políticas de transparencia para "hacer más difícil que se den casos de corrupción", como la difusión de la información sobre los actos de gestión del Estado, el fortalecimiento de la gestión pública y sus procesos y la promoción de un cambio cultural en la administración pública.