2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 22 de octubre de 2016, 11:05

Milicias del oeste libio emprenden una nueva ofensiva para recuperar Sirte

Trípoli, 22 oct (EFE).- La Alianza de milicias del oeste de Libia emprendió hoy una ofensiva para completar la reconquista de la ciudad costera de Sirte, en cuyo centro resisten desde hace seis meses grupos yihadistas vinculadas con la rama libia del Estado Islámico (EI).

La nueva ofensiva, concentrada en el llamado "Barrio 600" y la Marina (un área de un kilómetro cuadrado denso en edificios de baja altura), arrancó de madrugada desde el eje sur con un intenso bombardeo artillero sobre las hileras de casas que se asoman a la playa.

"Unidades de infantería penetraron en el interior del barrio y entablaron combates con armas ligeras con los terroristas del Daesh (acrónimo en árabe para referirse al Estado Islámico)", explicó a Efe Ibrahim Arfida, portavoz de la citada coalición de milicias libias.

"En el ataque resultaron heridos dos de nuestros hombres, que han sido trasladados al hospital de campaña. También se ha logrado arrebatar varias posiciones e importantes edificios a los yihadistas", agregó.

En uno de esos edificios la milicianos hallaron y liberaron a tres turcos, dos indios, un bangladesí y un jordano, informaron, por su parte, fuentes de los servicios secretos que participan en la ofensiva.

Milicias libias lideradas por la ciudad de Misrata y congregadas en torno al llamado Gobierno de unidad emprendieron el pasado mes de mayo una ofensiva militar para liberar Sirte, en poder de la rama libia del Estado Islámico desde febrero de 2016.

Cinco años después de que una turbamulta enfurecida apaleara hasta la muerte a Muamar el Gadafi, la guerra y la división política dominan Libia, país convertido en bastión de los grupos yihadistas en el norte de África y paraíso para las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo.

En la actualidad tiene dos gobiernos: uno en Tobruk, legalmente reconocido por la comunidad internacional, y otro en la capital, llamado de unidad nacional, al que apoyan la ONU y la Unión Europea (UE), pero que carece de legitimidad.

La confusión se agravó la semana pasada después de que el antiguo gobierno islamista de Trípoli, desalojado hace ocho meses por el llamado Ejecutivo de unidad, regresara a la capital y reclamara el poder.

Del conflicto han sacado provecho los grupos yihadistas, y en especial la rama libia del Estado Islámico, que en apenas un año y medio ha avanzado desde su bastión en Derna (oeste de Libia) hacia las ciudades de Bengasi (la segunda en importancia del país) y Sirte, en la costa central.