2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
24°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
jueves 17 de noviembre de 2016, 22:48

Miley Cyrus vs Woody Allen

Woody Allen vuelve con su personaje neurótico en una serie cómica que plantea un enfrentamiento a partir de una joven con tendencias marxistas y un hombre que se ha acomodado y prefiere evitar el tumulto de los años 60 en su país.

Por José Biancotti | jbiancotti@uhora.com.py

"En nuestras sociedades contemporáneas, una vida humana pasa necesariamente por uno o varios períodos de crisis, de intensa revisión personal", Michel Houellebecq.

Los seguidores del protagonista de Annie Hall encontrarán nuevamente a un cineasta preocupado por el devenir de la vida pero, en este caso, hablando desde el cansancio de la vejez, en una posición neutral y conservadora de la que los jóvenes prefieren alejarse.

Esta es la primera serie en la que Allen trabaja como director y, como él mismo ha confesado a la prensa en Cannes, no es su mejor trabajo en más de cuarenta años.

En Crisis in Six Scenes su papel es el de un guionista, Sidney Musinger, que prepara por primera vez un guion de televisión con la preocupación de no saber a qué se adentra, como si fuera un guiño al trabajo que le tocó hacer en esta incursión a la pantalla chica.

En la serie su vida está inmersa en dramas seniles y situaciones de poca emoción, pero la llegada de una joven anarquista, que le traerá posteriormente un conflicto con la policía, le hace replantear su carrera a último momento, cuando ya no ve una salida.

Con referencias literarias que apreciamos (Conrad, Salinger, Kafka) reflexiona sobre la situación de su país y lo que cree acerca de los personajes que configuran la trama.

Por el camino la serie se complementa con una asesora matrimonial que mantiene reuniones semanales con su grupo de lectura; un joven de esencia revolucionaria pero de presencia capitalista; y la joven Cyrus que logra trastocar todas estas realidades.

Woody cuenta una historia general sobre la situación de Estados Unidos en la época de la guerra de Vietnam y el florecimiento del movimiento hippie. Por eso presenta a Dale, que busca cambiar el mundo afrontando el riesgo, y a Musinger, que desde la comodidad aprecia los cambios siempre y cuando no afecten su cotidianeidad.

Aunque pudo haberse presentado como una película muy fiel a su estilo, con humor inteligente, sin obviedades y con los elementos sentimentales que le atraen, la serie se idependiza de sus demás trabajos al ofrecer una historia centrada en los cambios sociales y políticos a partir de la representación enfrentada de Musinger y Cyrus.

Es una buena serie recomendada para los amantes del trabajo del neoyorquino y para quienes busquen tomar con calma un trabajo contenido que también será el último de estas características, teniendo en cuenta que Allen declaró que ya no dirigirá series.

El valor se encuentra en el planteamiento social y el aprendizaje expresado en el protagonista, que soluciona su conflicto artístico cuando decide embarcarse en la literatura, pensando en el autor de la popular novela El guardián entre el centeno.

Embed