19 de febrero
Lunes
Muy nublado
25°
35°
Martes
Parcialmente nublado
25°
36°
Miércoles
Muy nublado
25°
37°
Jueves
Mayormente nublado con tormentas
24°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 12 de febrero de 2017, 02:00

Miles de toneladas de maíz y trigo siguen stockeadas

Pese a haberse levantado en diciembre, la huelga de auditores de la Receita Federal dejó secuelas nocivas a los exportadores de cereales, ya que miles de toneladas de maíz y trigo no pudieron ser enviadas al Brasil.

Un millón de toneladas de maíz y trescientas mil toneladas de trigo siguen stockeadas en los silos paraguayos, pese a que ya hay paso libre para su ingreso al Brasil.

Recordemos que el 31 de diciembre de 2016 el Sindicato de Auditores de la Receita Federal de Brasil levantó su huelga de seis meses, gracias a un acuerdo provisorio con el Gobierno del país vecino. Sin embargo, esto no sirvió de mucho a Paraguay debido a que se iniciaba la temporada de soja y los camiones ya se empezaban a llenar con este producto, dejando de lado el maíz y al trigo.

Fue lo comunicado por Sonia Tomassone, asesora de comercio exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco). "El maíz y el trigo ahora están en los silos. No hay camiones, no podemos usarlos porque están destinados a las cargas de soja. Esa justamente era nuestra principal preocupación el año pasado, por eso queríamos desalijar los silos de maíz y trigo", lamentó.

De esta manera, las miles de toneladas de cereales quedarán en los silos hasta el mes de abril, cuando baje la temporada de soja. "Se levantó muy tarde la huelga para nosotros, ahora ya en enero, febrero y marzo todos los camiones van a estar con la cosecha de soja", remarcó.

PÉRDIDAS. Hasta el momento, los principales perjudicados con la huelga de los brasileños son los productores de maíz y trigo. Aún no se puede calcular con exactitud las pérdidas, pero saben con seguridad que son millonarias, indicó Tomassone. "Por un lado tenemos las pérdidas de los negocios no concretados, que ante la incertidumbre de no poder hacer cruzar el producto, no cerraron nuevos negocios. Otro tipo de perjuicio fueron los que ya fueron negociados, pero que no llegaron a tiempo. Por las demoras que sufrieron en la entrega, tuvieron un precio diferente y también hubo multas", explicó. Esto afectó de forma particular al maíz y al trigo, pero también los arroceros fueron perjudicados, así como todo el comercio de frontera, agregó.

El perjuicio que sufrieron los cereales en el mes de enero también lo confirma el informe del Banco Central del Paraguay (BCP) sobre comercio exterior (ver infografía). Las exportaciones de cereales en valores se redujeron en 14,8%, en tanto que en volumen presentaron una reducción del 27,5%.

EXPECTATIVA. La medida provisoria que levantó la huelga vence en junio de este año, resaltó Tomassone. Esperan que antes de ese mes, el Gobierno brasileño y los sindicalistas lleguen a un acuerdo definitivo, o que al menos consideren no perjudicar a Paraguay en la medida de fuerza que asuman.

"Siempre estamos dialogando con la Receita Federal, y se trabaja también con la embajada, que hace el seguimiento", comentó. No obstante, nadie sabe cómo puede terminar esto, ya que depende enteramente de las negociaciones entre los trabajadores y el Gobierno de Brasil.