23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 30 de mayo de 2017, 10:34

Miles de taxistas protestan en varias ciudades de España contra Uber y Cabify

Miles de taxistas se manifestaron hoy en varias ciudades españolas contra la competencia "desleal" que a su juicio representan plataformas como Uber o Cabify.
EFE


La jornada de protesta ha despoblado las paradas de taxis, lo que se ha notado, sobre todo, los aeropuertos de Barajas (Madrid) y El Prat (Barcelona), así como en estaciones de tren, y los viajeros han tenido que hacer largas colas para comprar billetes de metro o autobús.

Los taxistas, que secundan de forma mayoritaria paros de doce horas en Madrid y de veinticuatro en Barcelona, entregaron a los grupos parlamentarios un documento con sus propuestas, tras una manifestación que recorrió en centro de Madrid.

La marcha, acentuada por el ruido de las tracas y el sonar de las bocinas, fue calificada de "jornada sin precedentes" por el presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de España, Julio Sanz, quien explicó a Efe que este camino emprendido por el taxi "no tiene retorno".

Sanz pidió "medidas concretas y de aplicación inmediata" para un colectivo de más de 10.000 personas y reiteró que la Administración "tiene que posicionarse, o por un servicio público u otro privado en manos de tres o cuatro grandes empresas".

Las organizaciones de taxistas denuncian la concesión, a su juicio indiscriminada, de autorizaciones de VTC (vehículo de alquiler con conductor) a empresas como Uber y Cabify, que choca con la ley española, donde se establece una ratio de una licencia de VTC por cada 30 taxis.

También ha habido dos horas de paro en Valencia (este), la tercera ciudad de España, y concentraciones y protestas en otras capitales como Valladolid (centro).

Las dos plataformas insistieron hoy do en la legalidad de los servicios que prestan, aunque respetan la huelga.