8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 8 de octubre de 2016, 03:30

Miles de civiles desplazados por ofensiva en el norte de Siria

El Cairo, 8 oct (EFE).- Unos 9.000 civiles tuvieron que abandonar sus hogares en el noreste de la provincia siria de Alepo (norte) desde finales de agosto por los choques entre facciones rebeldes sirias apoyadas por Turquía y el grupo terrorista Estado Islámico (EI), informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los desplazados se refugiaron en áreas bajo el control de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una coalición kurdo árabe, y de la milicia sirio kurda Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en el norte y noroeste de Alepo.

Alrededor de 3.000 civiles fueron reubicados en las localidades de Deir Yamal, Kafr Naya y Kafr Naseh; otros 4.000 se encuentran en el campamento de desplazados de Al Shahbá; mientras que 1.000 más llegaron a la ciudad de Afrín y sus alrededores, y están alojados en casas de parientes.

Cientos de ellos, que llegaron a la zona a través de las localidades de Azaz y Qatma, siguen esperando poder acceder al área de Afrín, en la frontera con Turquía y gobernada por los kurdos.

En las últimas 48 horas, más civiles huyeron de las poblaciones de Ajtarín y Al Masudia debido a los enfrentamientos entre las facciones rebeldes apoyadas por Ankara y el EI, en los que los grupos armados sirios consiguieron tomar el control de esas dos localidades.

La zona de Afrín y otras controladas por las FSD han recibido a miles de civiles en los últimos meses, para los cuales se han levantado campos y tiendas, mientras que otros han sido hospedados en edificios y refugios ofrecidos por los responsables locales.

Desde el pasado 21 de agosto, los insurgentes sirios apoyados por fuerzas turcas llevan a cabo una ofensiva contra el EI en el norte de Alepo, aunque los kurdos también han denunciado ataques contra ellos por parte de los efectivos de Ankara, que busca evitar que los kurdos controlen una amplia franja en la frontera siria con Turquía.