3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 10 de agosto de 2016, 21:52

Miles de chilenos participan en una cacerolada para exigir el fin del sistema privado de pensiones

Santiago de Chile, 10 ago (EFE).- Miles de chilenos de todo el país participaron hoy en una cacerolada para exigir el fin del sistema privado de pensiones creado durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Centenares de santiaguinos se reunieron en las principales plazas de la capital para hacer sonar las cacerolas, mientras que otros se asomaron a sus balcones para mostrar su descontento con el sistema de las Administradora de Fondos de Pensiones (AFP).

Esto después de que la presidenta del país, Michelle Bachelet, anunciara este martes el aumento en 5 puntos porcentuales, hasta el 15 %, de la tasa de cotización de los trabajadores, con cargo al empleador y en un plazo máximo de 10 años.

La mandataria también anunció "mejores regulaciones" para la industria que administra actualmente los fondos de pensiones, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), además de la implementación de una AFP estatal.

Para la Coordinadora de trabajadores No+AFP, organización que convoca la protesta, los cambios anunciados por Bachelet perfeccionan el sistema actual, pero no lo cambian, según un comunicado publicado este miércoles.

La agrupación "lamenta" que la presidenta Bachelet haya desaprovechado la oportunidad para "responder el clamor de la mayoría de los chilenos", señala el documento.

La coordinadora No+AFP convocó una segunda marcha familiar en contra del sistema de pensiones para el próximo 21 de agosto.

El debate sobre el sistema privado de pensiones ha irrumpido con fuerza en Chile después de que 750.000 personas salieran a las calles de todo el país a finales de julio para exigir el término de un sistema impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Desde hace 25 años, los ciudadanos chilenos están obligados a depositar sus ahorros de jubilación en cuentas individuales manejadas por entidades privadas conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Actualmente, el 90,75 % de los jubilados de Chile recibe pensiones inferiores a 154.304 pesos mensuales (233 dólares), casi la mitad del sueldo mínimo establecido en el país suramericano, según un informe publicado por la Fundación Sol.

Esto representa entre un tercio y un 50 % de los ingresos que recibían los pensionistas durante su vida laboral.

El sistema fue inventado por los llamados Chicago Boys, unos economistas chilenos discípulos del estadounidense Milton Friedman, que, al amparo de la dictadura, impusieron el modelo neoliberal en Chile.