18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 11 de agosto de 2017, 01:00

Mil Solidarios ha cumplido 18 años

Comenzó en 1999 con una ayuda para niños en la calle de Asunción, que ayudaban a su familia haciendo trabajo de limpia vidrios. Uno de ellos había comenzado antes y entonces era profesor de esos niños en Don Bosco Róga.

Nos llenó ese premio, pero vimos que sería mejor darles una pequeña beca a niños más carenciados del Bañado Sur a cambio de que asistieran a unas clases de apoyo escolar. Comenzamos con 35 niños, hoy en el año 2017 son en las dos casas de Solidario Rape y Cafa 503 becados (con la ayuda de la Fundación Santa Librada), más 60 adolescentes embarazadas (con la ayuda de la Fundación MZC), más de 35 universitarios (con la ayuda de becas de la Pastoral Social y empresarios asuncenos) más 120 señoras que asisten a diversas actividades educacionales, artísticas, etc. Todos del Bañado Sur y suman un total de 723 personas, jóvenes en su mayoría.

Ante este hecho y en el 18º aniversario mi primera reacción es de agradecimiento. Ante todo a los bañadenses que confiaron en nosotros y durante estos años ellos y nosotros fuimos felices cumpliendo nuestro lema de Formar hombres y mujeres nuevos para el nuevo Paraguay.

Agradezco a todos los profesores que hemos tenido y tenemos. Cada uno puso y pone cada día su esfuerzo para Mil Solidarios. Les puedo decir que el equipo de este año es formidable.

Agradezco por supuesto a aquellas instituciones nombradas y donantes de becas que hicieron posible esta obra. Sin ellos hubiera sido imposible.

Con todo lo dicho nos sentimos contentos y creo que se hizo una buena obra en el Bañado Sur. De hecho vemos cómo se van colocando en puestos de trabajo y siempre Mil Solidarios es su punto de referencia en cuanto al impulso de formación y amplitud de ideales que recibieron en su vida.

Pero todavía queremos dar más. Seguiremos hablando.