23 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 15 de marzo de 2017, 02:00

“Mi hijo quiere salir del país, quiere ir a España porque le hacen bullying”

La madre del estudiante de 16 años, víctima de un abuso sexual en la fiesta del último primer día (UPD), relató que su casa se convirtió en un velorio y pidió un castigo ejemplar para los agresores.

"Mi hijo me pidió dinero, porque quiere salir del país, quiere ir a España junto a una hermana porque le están haciendo mucho bullying después de lo que le pasó", contó desesperada la madre del estudiante de 16 años que fue abusado sexualmente por dos compañeros en un festejo denominado último primer día (UPD), en una quinta en Areguá, en la noche del pasado 6 de marzo. Ayer, la mujer estuvo en el Juzgado de Luque, para la audiencia de imposición de medidas de los supuestos abusadores de su hijo.

"Le pedí que se quede a terminar sus estudios y a enfrentar esta situación. Él está deshecho. Nuestra casa se convirtió en un velorio después de todo lo que pasó. Doy gracias finalmente porque no lo mataron, pero estamos destrozados, porque el daño que causaron es demasiado", dijo.

"Ahora ya no quiere estar con nadie, quiere ir a lugares alejados y estar solo", relató la madre del menor de 16 años, abusado supuestamente por dos compañeros de un colegio fernandino.

La mujer denunció que había en la fiesta chicos que no eran del colegio, incluso maneja la información de que esos jóvenes eran los encargados de distribuir drogas. Explicó que la fiesta se inició a las 20.00 y dos horas después ya se desbordó todo, y aun así no comunicaron los organizadores que la situación se salió de control.

"Mi hijo era alegre y ahora destruyeron su vida. No deseo el mal a los que le causaron daño, pero pido justicia, porque los responsables de este hecho inadmisible sabían bien lo que hacían; pedimos que la Fiscalía y el Juzgado no dejen impune este acto", exigió la familiar del estudiante.

CAMBIARÁ DE COLEGIO. La mujer anunció que el estudiante afectado cambiará de colegio para resguardar su integridad, tanto física como emocional. Tras la violencia de la que fue víctima, sostienen que está siendo tratado por dos sicólogos, además, sigue un tratamiento de VIH.

El joven fue violentado en el baño de la casaquinta por dos menores de 17 años. Uno de ellos lo agarró del brazo y otro lo sometió sexualmente.

La familia del estudiante reveló que en la comisaría de Areguá no quisieron asistir a la víctima y lo obligaron a negar que fue víctima de abuso, refieren. Pidieron investigar a los agentes policiales de guardia.


"Vamos a presentar la querella y ya solicitamos la lista de alumnos"

La abogada Fátima Alonso, quien representa legalmente al estudiante del menor abusado sexualmente por parte de dos de sus compañeros de colegio, comunicó que mañana presentarán una querella en contra de los agresores, a quienes reconoció plenamente la víctima, mencionó.

Otra de las medidas que tomaron fue pedir el listado de los estudiantes que participaron en la fiesta, que fue organizada por el curso de estudiantes.

La abogada manifestó que seis padres estuvieron en dicho encuentro que albergó a 167 estudiantes. Hubo estudiantes que escucharon los gritos de la víctima y ellos se presentarán a declarar ante el Juzgado.

La profesional y la madre del afectado se mostraron preocupadas al saber que el caso está siendo tratado por los estudiantes en las redes sociales. Denunciaron que luego del episodio violento, uno de los implicados se volvió a presentar en la institución.

Pidieron a las autoridades del colegio que tomen cartas en el asunto y eviten cualquier contacto de los otros alumnos con el agresor sexual, ya que se pone en riesgo la integridad de los demás, advirtieron.