25 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 20 de abril de 2017, 01:00

México ve diferencias con EEUU y mira a Latinoamérica

EFE

MADRID - ESPAÑA

El secretario (ministro) de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, consideró ayer que la nueva política del presidente de EEUU, Donald Trump, respecto a México es un “desafío particular” y puede ser una oportunidad para abrirse al mundo, en especial, a Iberoamérica.

Videgaray, que participó en un desayuno informativo en Madrid, insistió en que la nueva política estadounidense respecto a su país tiene que ser un catalizador para acercarnos al mundo, en especial a América Latina, porque México es un país iberoamericano y ahí debemos estar.

El canciller se mostró partidario de un acercamiento a sus vecinos del sur, tanto desde un punto de vista económico como político, asumiendo la responsabilidad en temas importantes como la democracia representativa y los derechos humanos.

Respecto a EEUU, afirmó que el nuevo diálogo que se plantea con la administración Trump se puede capitalizar si es real y de buena fe.

El ministro, al frente de Exteriores desde el pasado mes de enero, afirmó que su país se presenta ante EEUU como una nación soberana y quiere que ese diálogo sea integral, desde el respeto a los derechos humanos, inmigración, tráfico de drogas, cooperación para el desarrollo de Centroamérica, hasta el libre comercio y la protección de inversiones.

“Tenemos diferencias públicas y notorias, pero hemos avanzado enormemente, tenemos un horizonte de mayor certidumbre que hace unas semanas”, dijo el canciller.

Videgaray reconoció la solidaridad que han recibido en este contencioso de sus aliados en el mundo, entre los que distinguió a España, “lo quiero agradecer”, dijo.

Reconoció además al Gobierno español como aliado en Europa, en un momento en el que México está negociando la actualización del acuerdo que tiene con la Unión Europea, que aspiran concluir este año.

El canciller reconoció a España como “un socio comercial muy relevante y aliado fundamental en las transformaciones que está viviendo México”.