25 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
martes 11 de julio de 2017, 01:00

“Metiches” ofrecen construir baños con aportes ciudadanos

Alcides Manena

FUERTE OLIMPO

Desde la semana pasada empezaron a llegar una serie donaciones para la escuela Coronel Sampson Harrison, de la comunidad de San Carlos, distrito de Fuerte Olimpo, Departamento de Alto Paraguay, a raíz del percance de una niña de primer grado que había caído en un pozo al colapsar la base de la letrina de estructura de karanda’y (palma).

El hecho fue publicado en la red social Facebook por un docente de Olimpo, Leonardo Lezcano, que también es concejal municipal. Fue compartido por muchos internautas y originó comentarios contra la desidia de los gobernantes del departamento y el Municipio.

Las autoridades no invirtieron desde el inicio los recursos destinados en educación, específicamente el Fonacide (Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo) para cambiar el sanitario de la escuela que desde hace décadas está con la misma precariedad.

Los donativos fueron recepcionados por el profesor Lezcano, que este fin de semana con ayuda de otros voluntarios y con un camión del Ministerio de Obras Públicas llevaron los materiales de construcción desde Olimpo a San Carlos, a una distancia de 90 kilómetros.

Los materiales donados por gente de la comunidad como de otros sitios del país fueron ladrillos huecos, ladrillos sólidos, cemento, arena lavada, varillas, cal, piedra triturada, baldosas, pinturas y los equipos para el baño como lavamanos, wáter con tapas, caños, grifos y cisternas. Además un equipo de voluntarios, catalogados de “Metiches” por las propias autoridades departamentales, se ofrecen para levantar los baños sexados.

Esto voluntarios y la fuerza viva ya están analizando la posibilidad de construir aulas acordes a la demanda de la comunidad educativa, ya que las autoridades no lo hicieron en su momento, dejando una obra inconclusa hace cuatro años.

La red social Facebook mostró su utilidad en favor de una comunidad educativa muy carente. Más allá de los comentarios, debates y críticas que se generan cuando se ven situaciones desagradables como la ocurrida en la escuela chaqueña, demostró la unidad de la ciudadanía por una causa que las autoridades dejaron postergada por décadas.