9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 22 de octubre de 2016, 16:43

Messi sostiene a un Barcelona que asalta el liderato provisional

Madrid, 22 oct (EFE).- Un duelo trepidante, repleto de buen fútbol, polémica e intercambio de golpes que dejó la mala noticia en la lesión de rodilla de Andrés Iniesta, coronó al Barcelona en Mestalla como líder provisional de LaLiga Santander, a falta de los partidos de la novena jornada de Atlético de Madrid y Real Madrid.

El fútbol español sintió el dolor de Iniesta cuando recibió una entrada por detrás de Enzo Pérez porque hay jugadores como Andrés que se han convertido en patrimonio nacional. Luis Enrique explotó de rabia en su banquillo recriminando la dureza al infractor. Como si hubiese retrocedido en el tiempo y volviese a ser jugador antes que técnico. El duelo entró en una fase caliente, marcado por la polémica, que lo acompañó hasta el final.

Goles reclamados en fuera de juego, penaltis que no se pitaron y uno en el minuto final que enciende al valencianismo y decidió un partido de continuas alternativas, hasta en el marcador para confirmar la reacción anímica del Valencia de la mano del italiano Cesare Prandelli. La afición ché volvió a vibrar con su equipo como hace tiempo no podía. A disfrutar de una remontada al primer tanto de Messi con el estreno goleador, justo ante su exequipo, de Munir y el gol de Rodrigo.

Hasta cinco dianas en una segunda parte maravillosa que acabó con el empate de Luis Suárez y el golpe de autoridad del mejor Messi. Asumiendo la responsabilidad de alejar el duende del gran especialista en detener penas máximas, Diego Álves. Con el tiempo cumplido adivinó el sitio del lanzamiento, pero esta vez se quedó a milímetros del éxito. Leo como imagen de un club, hasta con su cara más desafiante ante aficionados cuando vio como en su celebración alcanzaba una botella de plástico lanzada desde la grada a Neymar y Luis Suárez (2-3). No jugó Paco Alcácer, antiguo héroe y recibido como un villano por su forma de salir del club.

La novena jornada dejó un sábado repleto de goles, con un inicio de locura en el paso del infierno a la resurrección del Espanyol de Quique Sánchez Flores. Perdía 0-3 ante el Eibar en una primera parte en la que pagó un precio muy alto a cada uno de sus errores, con tanto incluido de Sergi Enrich tras su polémica, protagonista de nuevo por el fútbol.

El final épico, sin darse nunca por vencidos y empujados por su afición, acabó tras el derechazo de Hernán Pérez y el tanto de 'ratón de área' de Piatti, en un 3-3 en el tiempo añadido, con un latigazo de Leo Baptistao a la red, saboreando la gloria del último gol, que permite al Espanyol no caer a zona de descenso.

De la de Europa, a las puertas, se queda una Real Sociedad firme en Anoeta. Triunfos en sus tres últimos encuentros de local y ante el Alavés su primera alegría del curso en un derbi vasco tras caer ante Athletic Club de Bilbao y Eibar. Los goles de Xabi Prieto, con un testarazo, Willian José con un control de espaldas y perfecta definición picando el balón y Carlos Vela a placer, dieron forma a un 3-0 al equipo vitoriano que perdonó dos clarísimas ocasiones para meterse en el encuentro y poder puntuar.

En Granada, en un duelo marcado por las necesidades de dos equipos necesitados, los locales empataron sin goles ante un Sporting de Gijón que se mantuvo en pie gracias a las paradas de su portero Iván Cuéllar y cuando buscó el triunfo también se estrelló con Guillermo Ochoa que se desquitó de malas actuaciones recientes. El empate mantiene a los dos condenados en la zona de descenso.

Roberto Morales