8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 20 de agosto de 2016, 18:13

Messi hace volar a un Barcelona que intimida

Madrid, 20 ago (EFE).- Un recital futbolístico del argentino Leo Messi en el Camp Nou ante el Real Betis, lanzó al vigente campeón, el Barcelona, en su estreno en LaLiga Santander, para asaltar al ritmo del gol el liderato (6-2), seguido por un Sevilla que ofreció un festín goleador junto al Espanyol (6-4).

LaLiga 2016-17 comenzó de la misma forma que se cerró el curso pasado, con Messi al mando. Rápido, determinante en cada acción, mágico, disfrutando en un partido que se jugó al ritmo que quiso, Leo dio una exhibición magnífica en el Camp Nou donde asistió y firmó un doblete. Sació su hambre voraz de gol el uruguayo Luis Suárez, autor de un triplete, ante un inocente Real Betis cuya liga comienza en la segunda jornada, como excusó su nuevo técnico Gustavo Poyet.

A la espera de la entrada en escena del Real Madrid, con una complicada visita a Anoeta plagado de bajas, y del Atlético de Madrid, que recibe al recién ascendido Alavés en el Vicente Calderón, el primer mensaje de uno de los tres aspirantes a la corona liguera, queda con el golpe de autoridad del Barcelona en una Liga que tiene cada vez una distancia mayor entre clubes.

El sábado dejó 20 goles en tres partidos vistosos. Tras el Camp Nou llegó el estreno del nuevo Granada de Paco Jémez. Llegaba herido el Villarreal al Estadio Nuevo Los Cármenes, tras su derrota en la previa de Liga de Campeones, y mereció más que el empate final. Los postes le frenaron y su falta de consistencia tras el gran gol de falta de Samu Castillejo a la hora de partido. Cuatro minutos tardó en empatar el conjunto andaluz gracias al argentino Ezequiel Ponce (1-1).

Y el cierre no pudo ser más trepidante en el Sánchez Pizjuán. La afición del Sevilla se prepara para fuertes emociones con la idea futbolística del argentino Jorge Sampaoli. Las defensas de los dos equipos no estuvieron a la altura, pero queda en el olvido ante el intercambio de goles con el Espanyol (6-4).

Chirrió la posición de Mariano de central o Vitolo en el lateral izquierdo, pero el fútbol directo de los dos equipos dejó grandes goles tras paradas brillantes de Roberto. La respuesta a las derrotas en las Supercopas, de Europa y de España, fue contundente de un Sevilla que vuelve a ilusionar.

El telón de la Liga se alzó el viernes en La Rosaleda, donde la ilusión que había despertado un reforzado Málaga, dirigido por Juande Ramos en su vuelta al fútbol español, se vio frenada ante Osasuna. Y eso que venezolano Juanpi Añor ponía todo a favor con su gol, pero tras perdonar claras ocasiones, el castigo llegaba a seis minutos del final con el tanto de Fran Mérida (1-1).

En Riazor, un Deportivo de la Coruña con muchas caras nuevas, sigue agarrado a la figura de Lucas Pérez y deseando que llegue el cierre del mercado sin que ningún club se lo lleve. Suyo fue el pase del primer gol y el tanto tras el penalti, que él mismo provocó, para remontar al Eibar (2-1).

Roberto Morales