22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 29 de mayo de 2017, 01:00

Merkel advierte que Europa ya no puede apoyarse en EEUU y Reino Unido

La Unión Europea ya no puede confiar completamente en sus aliados, dijo ayer domingo la canciller alemana, destacando las heridas que dejaron las reuniones del G7 y la OTAN, realizadas esta semana.

AFP y REUTERS

FRANCFORT-ALEMANIA

Europa debe tomar su destino "en sus propias manos" frente a una alianza occidental dividida por el brexit y la presidencia de Donald Trump en EEUU, afirmó ayer la canciller alemana Ángela Merkel.

"Los tiempos en los que podíamos depender completamente de otros están terminando. Lo he experimentado en los últimos días", lanzó Merkel ante una multitud reunida en un mitin electoral en Múnich, en el sur de Alemania. "Los europeos tenemos de verdad que tomar nuestro destino en nuestras propias manos", agregó, pese a que Alemania y la Unión Europea (UE) sigan esforzándose por mantener buenas relaciones con Estados Unidos y Reino Unido.

"Tenemos que luchar por nuestro destino", insistió la canciller, que acababa de regresar de una cumbre del G7 que el sábado finalizó, en la localidad siciliana de Taormina, sin acuerdo entre Estados Unidos y las otras seis grandes economías del planeta sobre la lucha contra el cambio climático.

Merkel había calificado el sábado los resultados de este "seis contra uno" como "muy difíciles, por no decir muy insatisfactorios".

Trump afirmó en un tuit que no anunciará hasta la próxima semana si Estados Unidos se mantiene o no en el Acuerdo de París, alcanzado en el 2015 para combatir el calentamiento global.

En una etapa anterior a su gira, el presidente estadounidense había reiterado sus críticas a los aliados de la OTAN por no respetar el compromiso de destinar 2% de su producto interno bruto (PIB) a la alianza militar.

También, según la prensa, tildó las prácticas comerciales de Alemania como "malas, muy malas", durante conversaciones en Bruselas, quejándose de que la principal economía europea vende demasiados coches a Estados Unidos.