8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 13 de agosto de 2016, 05:50

Mejora la situación en Portugal pero tres grandes incendios siguen activos

Lisboa, 13 ago (EFE).- El número de incendios forestales en Portugal se redujo respecto a las jornadas previas pero todavía continúan activos tres grandes fuegos en los distritos de Aveiro (centro) y Viana do Castelo (norte).

Según los últimos datos de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), un total de 56 incendios forestales están activos en el territorio continental portugués, de los cuales sólo tres están catalogados como importantes o de grandes dimensiones.

Cerca de 2.500 bomberos, efectivos de Protección Civil y voluntarios trabajan para sofocar estos fuegos, cerca de 900 en los dos grandes incendios del distrito de Aveiro.

El más preocupante es el fuego declarado el pasado lunes en Arouca, que continúa activo y que emplea a más de 500 bomberos, mientras que el incendio que comenzó también el lunes en la localidad de Águeda ya está siendo controlado.

El tercer gran incendio que permanece activo fue declarado ayer viernes a última hora de la tarde en Ponte de Lima, en Viana do Castelo, y en él trabajan 65 efectivos.

En las últimas horas, las autoridades consiguieron controlar otro fuego preocupante en el distrito de Viseu.

Los datos de la ANPC no incluyen los incendios declarados en la región autónoma del archipiélago de Madeira, que cuenta con un servicio de protección civil propio.

La situación en la isla, duramente castigada por los incendios esta semana y donde hubo tres muertos debido a las llamas, está prácticamente controlada después de que los bomberos consiguieran sofocar anoche el fuego en la localidad de Calheta.

Según los datos divulgados el viernes, en los primeros 12 días de agosto se habían calcinado al menos 80.000 hectáreas en Portugal, la mayoría en el norte, dato que evoca los terribles años 2003, 2005, 2010 y 2013.