30 de abril
Domingo
Muy nublado
17°
24°
Lunes
Parcialmente nublado con chubascos
18°
24°
Martes
Mayormente despejado
19°
27°
Miércoles
Nublado con chubascos
19°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de diciembre de 2016, 12:28

Medio millar de muñecos listos para ser quemados en Noche Vieja en Nicaragua

Managua, 22 dic (EFE).- Al menos medio millar de muñecos están listos para ser quemados en Nicaragua durante la Noche Vieja y para recibir el Año Nuevo, informaron hoy artesanos locales.

Los muñecos, popularmente conocidos como "viejos", "representan el año que se va, representan lo que ya pasó", dijo a Efe su elaborador, Héctor Villareyna Gaitán.

La elaboración de unos 500 "Viejos" inició en mayo pasado en el taller nicaragüense "La casa de los Viejos", situado en León, a 97 kilómetros al noroeste de Managua.

La mayor parte de la producción fue trasladada hacia la capital nicaragüense para su comercialización, indicó el artesano, quien lleva unos 18 años en el negocio que fundó junto con su esposa.

Cada muñeco viste de manera diferente, algunos, con la ropa muy vieja, otros usan saco y corbata, otros pantalón de mezclilla y camiseta.

Los "viejos" tienen un costo de entre 500 y 600 córdobas (unos 14 dólares) cada uno, que van en dependencia de la vestimenta que utilice.

Cada "viejo" está relleno de papeles, tiene zapatos, sombrero, un cigarrillo en su boca, más una lata de cerveza o botella de licor en sus manos, porque se va en medio de la fiesta.

Aunque la población suele quemar pólvora dentro de los muñecos, para que el proceso sea "más atractivo", en el taller de Villareyna los "viejos" no incluyen explosivos, aunque sí compartimentos para que los compradores incluyan los juegos pirotécnicos que deseen.

Algunos nicaragüenses queman los muñecos con la despedida de la Noche Vieja para "espantar las malas vibras" y recibir con optimismo el año venidero.

Sin embargo, ahora también hay personas que gustan quemar a los "viejos" durante la Noche Buena, como una manera de ambientar la celebración navideña.