9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 11 de octubre de 2016, 02:00

Médicos son absueltos al probarse que bebita falleció por cardiopatía

Luego de más de un mes de juicio oral, cuatro galenos del IPS quedaron libres. Se probó que no tuvieron responsabilidad en la muerte de una nena recién nacida que murió en enero de 2011, en la previsional.

Cuatro médicos del Instituto de Previsión Social (IPS) fueron absueltos de culpa y pena ayer en juicio oral, donde les acusaron de la muerte de una beba por negligencia. Una quinta procesada ya había sido sobreseída porque le tomaron indagatoria sin abogado.

Tras más de un mes de juzgamiento, en forma unánime, los jueces Víctor Alfieri, María Luz Martínez y Elio Rubén Ovelar entendieron que no se probaron los hechos acusados.

El fallo favoreció a los médicos Juana Marcela Gracia Samudio, Idia Esmilce Fariña de Doldán y Olga Leticia Douglas Céspedes, para quienes la Fiscalía pidió condenas de 5, 3 y 2 años. Además, a Édgar Federico Espínola Almeida, para quien se solicitó la absolución.

Al inicio del juicio oral, la acusada Rosa del Carmen Centurión Espínola fue sobreseída porque la Fiscalía le tomó la indagatoria sin que tuviera un defensor.

EL CASO. El hecho se registró en enero del 2011, donde falleció la niña María Antonia Ocampos Bogado, de 3 días de vida, en el IPS.

Según se probó en el juicio, a las 11 de la noche del 18 de enero, la señora Graciela Bogado rompió su bolsa y fue al IPS. Ahí estuvo casi 22 horas sin que se le hiciera la cesárea.

Se constató que el 19 de enero, a las 20.19, nació la beba María Antonia Ocampos Bogado. A la madrugada, le hicieron un diagnóstico y al día siguiente un estudio, donde –según la historia clínica– se comprobó que tenía una cardiopatía congénita. Murió a los tres días de nacer, en terapia intensiva de la previsional.

De acuerdo con la declaración de los forenses Pablo Lemir, Carlos Garrigoza e Ingrid Rodríguez, de la Fiscalía, y Nancy Garay, por la defensa, la causa de la muerte fue la cardiopatía congénita.

Incluso, uno de los galenos explicó a los jueces que no había forma de que la pequeña se salvara, ya que el caso era altamente mortal.

Además, los galenos explicaron que los médicos siguieron el protocolo internacional utilizado para estos casos.

Con ello, los jueces entendieron que se probó que no hubo negligencia de los galenos, y los absolvió de culpa y reproche.

La fiscala María Agustina Unger, a pesar de estas declaraciones de los forenses del propio Ministerio Público, pidió igual la condena para Gracia, Fariña y Douglas, por homicidio culposo.