5 de diciembre
Lunes
Despejado
22°
33°
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 6 de julio de 2016, 22:07

Médico dejó un enorme tajo en la cara de su paciente

El local ubicado en el barrio Carmelitas de Asunción se denomina Cirugía Plástica Doctor Miguel Carvallo, allí funcionaba una clínica de forma clandestina, es decir, sin la autorización del Ministerio de Salud. Una de las pacientes se realizó una cirugía estética y denunció al galeno por una supuesta mala praxis.

El doctor realizaba promociones de sus servicios vía Facebook, en donde captaba a varios clientes.

El fiscal que investiga el caso, Yean Paul López, explicó que el doctor Miguel Carvallo, de nacionalidad argentina, solicitó al Ministerio de Salud la habilitación del local para que funcione como consultorio, sin embargo, hasta el momento aún no fue habilitado.

"El doctor Carvallo sí se encuentra registrado como médico, no así como médico cirujano (plástico)", expresó el fiscal en contacto con Telefuturo.

Aseguró además que aún si el consultorio médico hubiese estado habilitado, no podría haber sido objeto de intervenciones quirúrgicas bajo ningún concepto, según el informe del ministerio.

"No está habilitado como consultorio médico, es decir, es una casa particular", afirmó.

La comitiva fiscal realizó un allanamiento en el sitio este miércoles y encontró una sala de procedimiento quirúrgico, además de instrumentos para cirugía y aparatos; estos elementos no constaban en la declaración jurada que presentó ante el Ministerio de Salud al solicitar la habilitación del local como consultorio.

En el momento del allanamiento el médico se encontraba realizando un procedimiento que según él era de curación.

"Encontramos abundante sangre en el piso, la paciente estaba sedada, consciente, estable y fue atendida también por nuestra médica forense", señaló.

El extranjero se expone a una pena privativa de libertad 5 a 6 años por el hecho de declaración falsa.

El fiscal refirió además que se realizará una inspección de la denunciante para evaluar qué grado de lesión y cuáles son las secuelas físicas y sicológicas que tiene la afectada.

La denuncia

La mujer se sometió a la cirugía estética el 27 de mayo de este año, con el objetivo de realizar una pequeña estirada del rostro.

"Ella se quiso hacer un lifting, una pequeña estirada del rostro, pero él le tocó la papada, le rellenó los pómulos, le tocó los ojos y la cicatriz que le quedó es malísima", explicó la hija de la denunciante.

Aseguró que su madre fue inspeccionada por varios médicos, quienes le dijeron que el procedimiento fue totalmente incorrecto.

El médico otorgó un recibo a la mujer, donde se lee que el pago realizado es por tratamiento facial y por la suma de G. 14.500.000, en ninguna dice que fue por una intervención quirúrgica.