6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 5 de noviembre de 2016, 07:07

McCurry: Siempre me ha gustado contar historias a través de mis fotos

Barcelona (España) , 5 nov (EFE).- El fotógrafo norteamericano Steve McCurry, autor de la icónica fotografía "La niña afgana" y que acaba de publicar el libro "Sobre la lectura", confesó en una entrevista con Efe que siempre le ha gustado "contar historias" a través de sus imágenes.

En este último proyecto, el autor cuenta el acto de la lectura a través de imágenes de personas de todo el mundo absortas en sus libros y periódicos.

En una entrevista con Efe, McCurry explica que "el interés de la lectura reside en que es una actividad universal, que se puede practicar desde la juventud hasta la vejez, la practica gente rica y pobre, y puede servir para aprender, para trasladarse a otros mundos o para activar la imaginación".

El origen de este proyecto, relata el fotógrafo, arranca cuando conoció al mítico fotógrafo André Kertész, cuando se mudó a Nueva York con poco más de treinta años y vivía en su mismo edificio.

"En el vestíbulo colgaban algunas de sus obras, y algunos de sus trabajos más fascinantes eran fotografías de gente leyendo, imágenes que fue recopilando durante 50 años y que reunió en el libro 'El íntimo placer de leer', que se publicó en 1971", dice McCurry.

Prologado por el escritor Paul Theroux, "Sobre la lectura" (Phaidon) es, pues, su homenaje al talento de Kerstész, "a su influencia y a su genialidad", señala.

La idea del libro es, dice, "proporcionar un rango de localizaciones geográficas, darle un aspecto global al libro, remarcando la idea de que la lectura se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento, estés donde estés".

Bajo esta premisa, McCurry ha recopilado fotografías de los últimos cuarenta años en su archivo, en el que reina, confiesa, "un sistema de clasificación riguroso, con todas las fotos escaneadas y etiquetadas con palabras clave", lo que ha facilitado la selección.

Aunque tiene muchas fotos de lectura de Italia, China y la India, McCurry ha procurado que haya un equilibrio geográfico y de este modo el lector se encuentra con imágenes de Tailandia, Rusia, Birmania, Atlanta (EE.UU.), La Habana, Kabul o en un avión sobre el Atlántico.

Curiosamente, entre las imágenes figura un retrato de Paul Theroux leyendo en Hot Springs (Arkansas, EE.UU.) junto a una siniestra máquina con Zoltar, un autómata adivino.

"Sobre la lectura" demuestra, en palabras de McCurry, "el amplio espectro de culturas, de gente, de situaciones relacionadas con la lectura, porque se puede leer en un avión, en un tren, en la cama, en un café, en un parque".

El resultado es "una pieza poética, una mirada poética, ligera y caprichosa", algo que siempre ha interesado al fotógrafo.

Las fotografías del libro han sido realizadas, revela el autor, desde 1978 hasta este mismo año, pero "no pertenecen a un único proyecto", sino que son personas que ha ido captando en el momento de la lectura a lo largo de su carrera.

Admite McCurry que siempre resultan más atractivos los espacios lejanos como la India o China: "Lo que nos resulta familiar no nos encanta, siempre buscamos algo diferente para interesarnos; por eso nos gusta viajar y ver cosas nuevas".

Y añade: "A la gente le gusta viajar para ver cosas y culturas nuevas, verse transportado a otro lugar, tener una experiencia diferente", y el fotógrafo ve esa diferencia claramente en Tíbet, España o la India.

Sobre Sharbat Gula, la niña afgana que fotografió para el National Geographic y que fue detenida por posesión ilegal de documentos de identidad en Pakistán -será liberada y deportada en los próximos días tras cumplir 15 días de cárcel-, McCurry dice que "la situación de esta mujer es la misma que la de cientos de miles de afganos que están en una situación desesperada, intentado sobrevivir y conseguir una vida mejor".

El fotógrafo recuerda que los padres de Sharbat Gula fueron asesinados, se refugió en Pakistán, se casó, su marido murió, y su aldea de Pakistán está ocupada por el Estado Islámico.

McCurry, de 66 años, prepara diversas exposiciones para las próximas semanas en Nápoles y Palermo (Italia) y Berlín, y está trabajando en un proyecto sobre el budismo.

Jose Oliva