8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 14 de julio de 2016, 01:00

May, segunda mujer en tomar las riendas del Reino Unido

AFP

LONDRES - GRAN BRETAÑA

Theresa May se convirtió ayer en la nueva primera ministra tras recibir el encargo de la reina Isabel II de formar el gobierno que tendrá la tarea de implementar la salida de la UE, para lo cual nombró ministro de Exteriores al partidario del brexit, Boris Johnson.

May se convierte así en la segunda mujer de la historia en dirigir el gobierno británico, tres semanas después del voto de los británicos para salir de la UE. La ex ministra del Interior, de 59 años, sucede a David Cameron, que presentó su renuncia a la reina en el palacio de Buckingham.

A su llegada a la residencia oficial de Downing Street, May prometió que el Reino Unido tendrá un nuevo papel audaz y positivo fuera de la UE.

“Tras el referéndum nos enfrentamos a un momento que es un gran desafío a nivel nacional. Y yo sé que porque somos Gran Bretaña vamos a estar a la altura”, declaró.

NOMBRAMIENTOS. Reputada por su temperamento combativo y su carácter trabajador, May hereda un Reino Unido en el que reina la incertidumbre sobre su futuro.

El principal nombramiento fue el del ex alcalde de Londres y figura clave del brexit, Boris Johnson, como ministro de Relaciones Exteriores, mientras que eligió a David Davis, otro prominente partidario de salir del pacto, como negociador del país para implementar el divorcio.

Para la cartera de Finanzas, puesto crítico en el contexto actual, May eligió a Philip Hammond en reemplazo de George Osborne.

Los primeros días de su gobierno van a ser escrutados por los inversores, que buscan signos de estabilidad tras la conmoción de los resultados del referéndum.

La libra se recuperó 4% desde los mínimos en 31 años que tocó la semana pasada. Y el jueves se espera que el Banco de Inglaterra anuncie un ajuste de su política monetaria para hacer frente al deterioro de las perspectivas económicas.

“Brexit significa brexit y haremos de ello un éxito”, aseguró May el lunes, acabando con las esperanzas de quienes soñaban con una milagrosa permanencia en la UE.

Esta euroescéptica, que se unió al campo de la permanencia solo durante la campaña del referéndum, ya advirtió que no activaría el artículo 50 del Tratado de Lisboa —que desencadena el proceso de salida de la UE— antes de finales de año.

Impacientes por ver al ejecutivo británico definir su postura, los dirigentes europeos apremian a Londres.