2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 6 de noviembre de 2016, 01:00

Matan a ladrón tras asaltar un lavadero en Hernandarias

Por Édgar Medina

CIUDAD DEL ESTE

Un motochorro fue abatido a tiros por efectivos de la Policía Nacional, en Hernandarias, durante una balacera que se originó en el intento de fuga de los delincuentes motorizados tras asaltar a un lavadero de vehículos. El cómplice de la víctima logró huir en la moto de la zona del tiroteo y a pocos kilómetros chocó contra una columna; sin embargo, se fugó nuevamente del sitio a pie.

El oficial inspector Miguel Leguizamón resultó herido en la refriega, tras acusar un tiro en la pierna, por lo que fue derivado al Hospital del Trauma.

El fallecido fue identificado como Claudio Daniel Candado Giménez, quien recibió cuatro proyectiles en diferentes partes del cuerpo.

El asalto se registró ayer, a las 19.40, en el interior de un lavadero de automóviles denominado AVN, ubicado en las calles Boquerón casi Concepción del barrio San Antonio de Hernandarias.

Dos delincuentes llegaron sobre una moto e ingresaron al local en el mismo momento en que el propietario del negocio, José Máximo Núñez, se encontraba pagando a sus funcionarios. En ese ínterin, uno de los motochorros amenazó con un arma de fuego a los presentes y solicitó la entrega del dinero. Una vez con el botín, consistente en G. 1.150.000, abandonaron el lavadero. Sin embargo, una patrullera que estaba por la zona fue alertada del suceso y los malvivientes al percatarse de la presencia de los policías iniciaron los tiros contra el móvil oficial. Ante esta situación, los uniformados respondieron de la misma manera.

En el sitio, cayó abatido de manera instantánea Claudio Daniel, quien iba en la parte trasera del biciclo. De su poder se recuperó la totalidad de la plata robada y se incautó un arma de fuego. Ante consultas a testigos, los investigadores manejan una presunta identidad del malvivente que logró fugarse hacia una zona boscosa de la Reserva de Itaipú.