22 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
lunes 24 de abril de 2017, 01:00

Matan a balazos a un ex convicto tras intento de robo en una vivienda

Un ex convicto con antecedentes de hurto agravado fue asesinado a balazos en la tarde de ayer luego de intentar robar en un domicilio, en el barrio residencial Los Laureles de la ciudad de Asunción.

Cerca de las 13.15, los vecinos del barrio escucharon gritos de "quedate quieto" y varios disparos. Pensaron que se trataba de bombas, relataron, pero al salir a la calle observaron tendida a una persona. Cerca del portón, yacía el cuerpo del conocido Vidal Antonio Vergara (47) al ser baleado por Diego Hernán Diricio, argentino, inquilino de una residencia ubicada sobre las calles Pastora Céspedes y Manuel Blinder.

Hasta allí llegó el hombre que cuenta con antecedentes por hurto agravado en los años 2011, 2013, 2015 y 2016. Según la Policía, forzó el portón de la vivienda, logró entrar al patio y luego a la casa, por una ventana.

Diricio, quien pidió un delivery para el almuerzo, salió a mirar afuera, al darse cuenta que el portón y la ventana estaban abiertos, acudió hasta el segundo piso de la casa, llevó al baño a su esposa e hijo para protegerlos y buscó su arma de fuego. Finalmente bajó, observó a Vergara en la zona de la cocina y le disparó, de acuerdo a los reportes.

El fiscal Miguel Vera comentó que Diricio luego fue junto al hombre y tras un forcejeo, le sacó el arma al supuesto delincuente, lo que facilitó que no hiriera al inquilino. Tras esta acción, sin embargo, Vergara logró salir de la propiedad.

El extranjero nuevamente realizó disparos y ultimó al ex convicto. En total fueron seis disparos los hallados contra el portón de la residencia en cuyo frente cayó mal herido y posteriormente muerto el ex convicto. Luego del violento episodio fueron llamados agentes de la Fiscalía y la Policía, quienes al verificar el cuerpo, encontraron guantes, destornillador y dos remeras puestas por el fallecido.

modus operandi. Los agentes señalaron que de concretar el robo, el ladrón iba a cambiarse de ropa para evadir a testigos o cámaras de seguridad en la zona residencial. Los agentes policiales levantaron además, un teléfono celular del poder del fallecido, que sonaba toda la tarde.

La Policía afirma que Vergara no actuó solo en este caso y presumen que los responsables de la llamada eran sus cómplices, que lo estaban rastreando al frustrarse el hurto domiciliario.

Precisamente el pasado 24 de marzo, fue detenido con dos hombres más luego de un robo domiciliario en Lambaré. Por este caso, tenía prisión domiciliaria, pero nuevamente seguía cometiendo hurtos, según la Policía.