11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
domingo 10 de julio de 2016, 21:35

Masacre de Curuguaty: Familiares de policías también piden justicia

Liz Leiva, esposa del oficial Osvaldo Sánchez Díaz, quien falleció durante la masacre de Curuguaty, relató cómo vivió los momentos después de la muerte de su esposo. Señaló que ella también desea saber qué es lo que ocurrió y pidió que se haga justicia.

La mujer habló durante el programa Señales, emitido este domingo por La Tele, donde fueron invitados varios familiares de las víctimas de la masacre de Curuguaty. La sentencia por el caso se conocerá el próximo lunes.

"Uno aprende a vivir con el dolor. Los días fueron muy difíciles para nosotros desde entonces. Nosotros también queremos saber qué es lo que pasó ahí. Mi hijo me pregunta por su papá. Él sabe que su papá fue un héroe y siempre le tiene presente", dijo.

Leiva relató que intentó conversar con su esposo tras enterarse lo ocurrido y tras casi media hora, le respondió un camarada con la noticia de que su marido había fallecido.

María Meza, viuda del jefe de le Fuerzas de Operaciones Especiales (GEO), Erven Lovera -quien fue el primero en fallecer durante la masacre- también pidió que se haga justicia. La mujer relató los momentos de tensión que vivió, hasta que supo sobre la muerte de su marido. Relató la difícil tarea de contar a sus hijos que su padre perdió la vida.

"Nosotros no queremos culpar a nadie, pero en todo caso creemos que ellos (campesinos) son cómplices de los responsables. Hay fotos donde se va a personas disparando contra nuestros maridos. Ellos fueron a hacer su trabajo y murieron", dijo la esposa del ex jefe de la GEO.

Este lunes será la lectura de la sentencia en el caso Curuguaty, donde un enfrentamiento entre campesinos y policías dejó 17 fallecidos, 11 civiles y 6 uniformados, el 15 de junio del 2012. La masacre llevó a que el Congreso someta a juicio político al entonces presidente Fernando Lugo y luego este sea destituido.

Los procesados son Rubén Villalba, Felipe Benítez Balmori, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro, Lucía Agüero, María Fani Olmedo, Dolores López, Juan Tillería, Alcides Ramón Ramírez y Felipe Nery Urbina.

La Fiscalía finalmente acusó a Villalba y a Olmedo de disparar contra el subcomisario Erben Lovera -a pesar de que ello nunca pudo ser comprobado-, por lo que pidió 30 años más otros 10 como medida de seguridad para Villalba y 20 años de condena para el resto.

Las tierras de Marina Cué estaban en conflicto entre el Estado paraguayo y la empresa Campos Morombí, de la familia Riquelme -del fallecido político colorado Blas N. Riquelme-.

APARECEN EN ESTA NOTA