7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

Más de 7.000 comensales disfrutaron

Por Wilson Ferreira

NARANJAL

La crisis económica que también afecta al sector agrícola no fue obstáculo para el desarrollo de la decimocuarta edición de la Fiesta de la Costilla desarrollada ayer, en la ciudad de Naranjal, localidad distante a 83 kilómetros al sur de Ciudad del Este, capital del Alto Paraná.

La megafiesta gastronómica del sur forma parte de la serie de actividades que se vienen desarrollando por el aniversario 26 del Municipio, a celebrarse el próximo 26 de julio. El encuentro reunió a unos 7.000 comensales, venidos de distintos puntos del departamento, del país, además de delegaciones de Brasil y Argentina.

La fiesta de la costilla se realiza hace 14 años y es organizada por la Comuna local y la comisión de festejo, integrada por pioneros fundadores del distrito. Todo el proceso de preparación y cocción se realiza en el patio y el tinglado de la parroquia Santa Catalina, ubicados en el medio del casco urbano.

El jueves pasado se iniciaron los preparativos. Son 160 costillas enteras de 25 kilos y 6 chanchos de 30 kilos. Un total de 35 cocineros desde el viernes empezaron a trabajar por los costillares, a los que se adoba con sal y vino blanco. Así permanecen por más de 12 horas, para que luego a las 2.00 del domingo sean llevados al fuego hecho de raja, distribuidos y sujetos en estructuras metálicas especialmente preparadas.

FUEGO LENTO. Son colocadas en hileras, rodeadas de brasas , a un metro de distancia. Tras 12 horas de cocción están listas para ser consumidas. Cada costilla está preparada para 30 a 35 personas. El sabor es único y la carne se deshace, por lo que es una delicia para los que aman ese tipo de menú.

Sidnei Baleiro, uno de los organizadores, calificó como magnífica esta edición y destacó que aún con los problemas económicos que se viven, la cita volvió a movilizar a delegaciones de todo el país y de países vecinos. “Empezamos a organizar la fiesta desde el jueves. Unas 7.000 personas la disfrutaron. El año pasado se asaron 155 cortes, este año llegamos a 160. Tenemos también la parte de asado, que fue preparado para unas 1.000 personas”.