30 de marzo
Jueves
Parcialmente nublado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Mayormente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 9 de enero de 2017, 11:43

Martin McGuinness dejará el Gobierno norirlandés en protesta por un caso de corrupción

Dublín, 9 ene (EFE).- El viceministro principal noirlandés, el nacionalista Martin McGuinness, anunció hoy que dimitirá de su cargo en protesta por la gestión de un supuesto caso de corrupción en la política de energías alternativas del Gobierno de Belfast, de poder compartido entre protestantes y católicos.

La decisión del "número dos" del Sinn Féin, antiguo brazo político del inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), será efectiva a partir de las 17.00 horas GMT de hoy y podría provocar la convocatoria de unas elecciones autonómicas si cae el Ejecutivo de la provincia británica.

Según McGuinnes, la ministra principal norirlandesa y líder del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), Arlene Foster, se ha negado a investigar el funcionamiento del llamado "Plan de Incentivos para el Calor Renovable" (RHI), que ella misma introdujo en 2012, cuando era titular de Empresas, Comercio e Inversión.

El Sinn Féin ya había pedido el pasado diciembre la dimisión temporal de Foster para aclarar este asunto pero la dirigente protestantes se negó, lo que ha ahondado la crisis entre ambas formaciones.

El partido republicano sigue pidiendo que una comisión independiente investigue este caso y determine si ha habido corrupción en la gestión del RHI, cuyas irregularidades podrían costar a las arcas públicas norirlandesas unos 400 millones de libras (478 millones de euros).

McGuinness explicó hoy que "lamenta profundamente" tomar esta decisión, pero recordó que Foster no ha querido "mantenerse al margen" mientras se investiga este caso, por lo que su posición "no es creíble o sostenible".

También dejó claro que el Sinn Féin no le sustituirá en el puesto de viceministro principal, por lo que parece inevitable la convocatoria de comicios regionales próximamente.

"Necesitamos ahora elecciones para dejar que la gente decida democráticamente sobre esta cuestión, en las urnas", dijo McGuinness.