9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 17 de julio de 2016, 21:58

Marruecos pide volver a la Unión Africana tras una ausencia de 32 años

Rabat, 17 jul (EFE).- El rey de Marruecos Mohamed VI anunció hoy domingo su intención de volver al seno de la Unión Africana, organismo que dejó hace 32 años por haber admitido como miembro a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El monarca hizo este anuncio a través de un mensaje que dirigió al presidente de la Unión Africana (UA), Idriss Deby Itno, con motivo de la celebración de la vigésimo séptima sesión ordinaria de la Asamblea de la Unión Africana en Kigali.

En su mensaje, Mohamed VI dijo que "ha llegado el momento" de reintegrarse la Unión Africana tras una decisión que calificó de "reflexionada y madurada durante mucho tiempo".

"Hace mucho tiempo que nuestros amigos nos piden volver para estar entre ellos, para que Marruecos recupere el lugar natural que le corresponde dentro de su familia institucional. Este momento ha llegado", aseveró.

El monarca precisó que con su decisión de volver "quiere obrar en el seno de la UA para trascender las divisiones", en alusión a los nuevos retos que afronta el continente africano.

Mohamed VI recordó que fue uno de los países fundadores de la UA e insistió en que había dejado este organismo después de haber aceptado como miembro a la RASD en 1984, una medida que el monarca consideró "una herida" que le obligó a "abandonar su familia institucional".

Respecto al conflicto del Sáhara Occidental, el monarca consideró que la UA se encuentra "en desfase" con la evolución de este conflicto y llamó a este organismo a corregir los "lastres de un error histórico y de un legado engorroso".

Esta decisión supone, según varios observadores, un nuevo giro en la batalla diplomática que lleva a cabo el país magrebí para defender la marroquinidad del Sáhara Occidental, ya que antes exigía la salida de la RASD como una condición para volver a la UA.

Para el marroquí Musaui El Ajlaui, presidente del Instituto de Estudios Africanos, se trata de un "pragmatismo político" que indica que Marruecos es consciente de que el continente africano es una variable fundamental en la resolución del conflicto del Sáhara.

Musaui El Ajlaui dijo a Efe que la voluntad de Marruecos de reingresar en la UA la rigen varios factores como su fuerte presencia económica en el continente (es el segundo inversor africano tras Sudáfrica), su política antiterrorista y su modelo religioso basado en un islam moderado y tolerante de inspiración sufí para hacer frente al extremismo yihadista que se extiende en la región del Sahel y Sáhara.

"Esta decisión es la culminación de todo un proceso que inició Marruecos a nivel social, económico y religioso en el continente africano y solo le faltaba este aspecto político", subrayó.

Para Ajlaui, la vuelta de Marruecos a la UA es "ineluctable", a pesar de que este proceso puede tomar un tiempo largo, dependiendo de cómo actúen los países que tienen simpatías con el Polisario, como Nigeria, Sudáfrica y Argelia, aliado vital este del movimiento independentista saharaui.

El impacto de esta decisión de retorno se conocerá mañana en la declaración final de la sesión ordinaria de la Asamblea de la Unión Africana.

Para algunos observadores, Marruecos ha llevado a cabo en los últimos dos años una ofensiva diplomática para preparar su retorno a la UA.

Una ofensiva que se manifestó recientemente en la intensa gira del ministro de Exteriores marroquí, Salahedin Mezuar, y del consejero del rey Tayeb Fasi Fihri, por varios países africanos transmitiendo un mensaje del monarca a este respecto.

Por su parte, el viceministro de Exteriores, Naser Burita, y el jefe de la Dirección General de Estudios y Documentación (DGED), Yasin Mansuri, se reunieron en los pasados días con Abdelmalek Selal, primer ministro de Argelia, país que acoge el campamento de refugiados saharauis en Tinduf.

Fátima Zohra Bouaziz