24 de junio
Sábado
Mayormente nublado
18°
28°
Domingo
Mayormente nublado
18°
28°
Lunes
Mayormente nublado
18°
27°
Martes
Mayormente nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 21 de abril de 2017, 08:04

Márkaris: Europa padece un cáncer y Grecia no es más que un dolor de cabeza

Barcelona, 21 abr (EFE).- El escritor griego Petros Márkaris cree que "Europa padece un cáncer y Grecia no es más que un dolor de cabeza". En su opinión hay problemas más graves "y son Francia, el brexit, Alemania o las relaciones de EE.UU. con Europa tras la elección de (Donald) Trump".

Márkaris, en Barcelona para presentar la edición en español de su última novela, "Offshore", señaló en una entrevista con Efe que Europa está siendo gestionada por "políticos que no saben afrontar realidades duras y que pensaron que todo tenía que ver con la crisis y con el dinero, y no vieron lo que iba mal a nivel político en todo el mundo".

Para el autor de la saga del comisario Kostas Jaritos, esos políticos se equivocaron al pensar que "el problema estaba resuelto si se imponía una política de austeridad a Irlanda, España, Grecia y Portugal".

No puede evitar el escritor ser pesimista sobre el futuro cuando proclama que "la crisis se va a quedar entre nosotros durante mucho tiempo y no acabará en los próximos dos años, como han dicho los políticos, es mentira", y añade, citando las palabras del escritor alemán Heiner Müller: "el optimismo no es más que falta de información".

El punto de partida de "Offshore" (Tusquets) es una Grecia en la que misteriosamente empiezan a aflorar dinero e inversiones, y en ese contexto aparece muerto un funcionario de la Secretaría de Estado de Turismo, atado a una silla y con un tiro en la cabeza.

A pesar de que todos creen que se trata de un robo, el comisario Jaritos no descarta que se trate de una ejecución, una hipótesis que va confirmando a medida que investiga sus conexiones con tráficos ilegales.

Cuando comenzó a escribir "Offshore", después de la "Tetralogía de la Crisis", Márkaris se propuso alejarse de la crisis, de la que estaba harto, y fue así como un día se preguntó sobre "qué pasaría si el dinero empezara a fluir de nuevo en Grecia, y el resultado es una historia casi de ciencia ficción".

Una ciencia ficción casi profética, pues al poco de publicarse el libro en Grecia estalló el escándalo de los papeles de Panamá. "En realidad, la pregunta que yo planteo en la novela a través de dos personajes es la pregunta fundamental, ¿de dónde sale el dinero?".

Márkaris percibe "Offshore" como "una novela sobre la falta de transparencia del dinero, porque en los tiempos que corren el dinero no es transparente; y ya no es solo el dinero negro, sino todos los capitales.

Y eso es fruto de una cierta fatalidad, argumenta: "Si alguien se presenta mañana en Grecia, Italia o España y dice que va a invertir este dinero, todo el mundo estará tan encantado que nadie se preguntara de dónde sale".

En "Offshore" la trama arranca con la victoria de una tercera vía tecnócrata en las elecciones griegas, "un partido inventado con políticos de edad media y de rango intermedio, ejecutivos a tiempo parcial, que no son políticos de más alto rango" y que Márkaris ha construido "sobre las bases de todo el espectro político griego", una opción que constata en cierta manera su "desencanto".

"Con la excepción del Partido Comunista y de Amanecer Dorado, los únicos partidos con orientación ideológica extrema, de izquierda y de derecha, respectivamente, en el resto de partidos nadie tiene problema en transitar de un lugar a otro en función de sus intereses, incluida Syriza".

Márkaris está trabajando actualmente en un nuevo proyecto con su comisario Jaritos, integrado por dos novelas: "la primera no tratará sobre la crisis, pero puede que la segunda tenga algún vínculo con esa temática", anuncia.

En cualquier caso, asegura, "si algún día vuelvo a escribir sobre la crisis, veré qué pasa en Grecia a partir del impacto que tiene en las familias, porque el espejo más fiel de la crisis griega son las familias".

Jose Oliva