8 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
lunes 18 de julio de 2016, 01:00

Marca de reinserción social Muã deslumbra en la Expo

El sábado se realizó, en el salón social de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), el primer desfile de la marca Muã. Se ofreció un show de primer nivel con prendas confeccionadas por las reclusas de la cárcel del Buen Pastor, involucradas en el proyecto de reinserción social impulsado por el Ministerio de Justicia, la Fundación Princesa Diana y artistas nacionales.

A salón lleno, se presentó la colección otoño-invierno de la marca, que es, en su género, “la que tuvo más exito en tan poco tiempo en toda América Latina”, según la ministra de Justicia, Carla Bacigalupo.

El desfile fue la cereza de dos exitosas semanas en la Expo 2016, donde Muã por primera vez estuvo en venta en una tienda, en un stand cedido gratuitamente. Desde la creación de la marca, la comercialización de las prendas se hizo a través de la fanpage en Facebook.

Muã, que significa luciérnaga en guaraní, tiene como misión capacitar a las reclusas y darles una segunda oportunidad al salir de las cárceles y, además, brindarles la posibilidad de generar ingresos durante el cumplimiento de su condena. “Encendé la esperanza”, es el eslogan de la marca.

En la primera parte del desfile, se presentaron las remeras que tienen impresiones de diseños de artistas nacionales comprometidos con la causa.

En la segunda parte, las modelos de la agencia Humberto Yamil Models desfilaron con trajes de oficina con delicados bordados, tapados, jeans y pantalones de vestir con originales impresiones.

El cierre del desfile estuvo a cargo de Nevena Todorova, una joven búlgara que cumple su condena por tráfico de drogas en el Buen Pastor. La mujer no solamente modeló el vestido de novia, pieza que tradicionalmente cierra los desfiles, sino que confeccionó ella misma la prenda que mostró. El vestido tenía detalles con cuentas y ñandutí.

El éxito de Muã en el desfile también se trasladó a la tienda. Delia Gavilán, quien administró el local, comentó que las dos semanas fueron muy satisfactorias. Además de las ropas confeccionadas por las reclusas, en el local tenían termos, manteles, y otros productos hechos por reos de distintas cárceles. El stand ganó el primer puesto entre los del rubro de artesanía.

“Aquel vestido yo diseñé”, dijo Delia, mostrando una de las prendas en la vidriera. Hace seis meses cumplió su condena y hoy trabaja con la marca, pero como contratada por la Fundación Princesa Diana, siendo todo un ejemplo de reinserción social.