3 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 17 de julio de 2016, 09:50

Marc Márquez asesta un severo varapalo a sus rivales en Alemania

Sachsenring (Alemania), 17 jul (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) asestó un severo varapalo a sus rivales más directos en la lucha por el título mundial al lograr una victoria de auténtico estratega junto a su equipo en el Gran Premio de Alemania de MotoGP disputado en Sachsenring.

Márquez y el equipo Repsol Honda supieron "leer" a la perfección las condiciones de carrera y realizaron el cambio de moto en el momento preciso, lo que les sirvió en bandeja la victoria mientras el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) sucumbía a la situación, octavo, y Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), era incapaz de superar los inconvenientes del fin de semana y se veía relegado a una más que discreta decimoquinta posición.

Valentino Rossi no dejó pasar la oportunidad que se le presentó con las adversas condiciones climatológicas de Sachsenring y ya en el primero giro superó a Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) para ponerse al mando de la carrera, incluso tras tocarse a final de recta con el también español Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP14.2) y llevándose tras su estela a varios pilotos más de Ducati, los italianos Andrea Dovizioso y Danilo Petrucci.

Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), que salió desde la undécima posición, no parecía reaccionar demasiado ya que en la cuarta vuelta apenas había recuperado un puesto, comprometido en su rendimiento por la escasa confianza en el tren delantero de su moto.

Danilo Petrucci atacó a Dovizioso en la cuarta vuelta, en la que se puso líder, por delante de sus compatriotas, Dovizioso y Rossi, del español de Repsol Honda y del australiano Jack Miller (Honda RC 213 V), brillante vencedor de la carrera de Holanda, disputada en unas condiciones muy semejantes a las de Alemania, pero quedaban por delante muchas vueltas y en la undécima Petrucci se fue por los suelos y Márquez se salió recto, aunque pudo regresar noveno.

Ese fue el punto de inflexión de la carrera de Marc Márquez, que bien asesorado desde su taller optó por entrar a cambiar de moto y volver a salir con neumáticos completamente de seco cuando ya se veía un carril por la pista.

Quienes vieron en esa circunstancia su oportunidad, fueron los primeros en entrar a cambiar de moto, como en el caso de Marc Márquez o de Andrea Iannone, aunque el error del italiano estuvo en la elección de neumáticos, que marcó las diferencias en un final de carrera que se presumía intenso para todos.

El piloto de Repsol Honda volvió a pista en decimotercer lugar pero rodando mucho más rápido que sus rivales, a ritmo de vuelta rápida de carrera, y así comenzó una caza que en apenas unas vueltas le puso líder y encarriló su tercera victoria de la temporada.

La estrategia del equipo Repsol Honda dio unos frutos impresionantes pues al triunfo de Marc Márquez se unió la discreta octava posición de Rossi y la decimoquinta de Lorenzo.

El francés Johann Zarco (Kalex) consiguió su cuarta victoria de la temporada por un estrecho margen de 59 milésimas de segundo frente al alemán Jonas Folger (Kalex) en Moto2, en donde Alex Rins (Kalex) se quedó sin puntuar al caer y Julián Simón (Speed Up) protagonizó una excepcional remontada que le otorgó la recompensa del podio, un cajón que no pisaba desde Valencia en 2012.

El malayo Khairul Idham Pawi (Honda) sumó su segunda victoria del año en las mismas condiciones que lograse la primera (Argentina), bajo un fino pero constante aguacero que mantuvo completamente empapado el asfalto de Sachsenring.

Pawi, que llegó a Alemania en la decimoséptima posición, se marcha de Sachsenring décimo, aunque el líder de la competición continúa siendo el surafricano Brad Binder (KTM), que fue octavo, justo por detrás del español Jorge Navarro (Estrella Galicia 0'0 Honda), que apenas le recortó un punto. Juan Antonio Lladós