6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
28°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 5 de agosto de 2016, 01:00

Manuela Marín, de las FARC: Fin de la guerra y del uso de armas

La decisión de finalizar la guerra fue una decisión de las FARC. La salida política siempre estuvo contemplada por la guerrilla. No es una determinación nueva, tiene que ver con la táctica para alcanzar el objetivo final que es la transformación integral del país, analiza Manuela Marín, Comandante de las FARC, en una entrevista con La Tele.

Dejar las armas era uno de los objetivos principales de la lucha. Y esta ha sido la decisión más importante que ha tomado las FARC a partir de su creación. Sostienen que ha sido una realidad muy triste que la lucha armada haya tenido que ser una herramienta necesaria para transformar el país. La idea que tienen, a partir de ahora, es construir unas bases sólidas para que no sea necesario utilizar las armas como una herramienta de lucha; pero depende de que los gobiernos no utilicen la violencia política para combatir a la oposición.

Cuestión de género. Nunca antes en la resolución de un conflicto se ha tenido en cuenta el tema de la discriminación de las mujeres y grupos minoritarios. Las Farc ve con mucho optimismo como se ha potenciado en todas las agendas de las organizaciones políticas de Latinoamérica las cuestiones relacionadas a los derechos de la mujer. A partir de este acuerdo en la agenda del gobierno colombiano se insertan como puntos prioritarios los temas relacionados a la mujer.

Culpas y resarcimiento. Los militantes de las FARC están dispuestos a someterse a la justicia. Para el efecto, el punto tres que establece “el acuerdo de víctimas y jurisdicción especial para la paz”, contempla la instrucción de un Tribunal de la Verdad. En este tribunal deberán comparecer todos quienes hayan participado en el conflicto y en la guerra. Es un tribunal que no juzgará al azar. Someterá a proceso a todas las personas que hayan participado directa e indirectamente en los hechos punibles registrados durante las 5 décadas de guerra. Los militantes de las Farc creen que la instrucción de este tribunal especial será determinante para el acercamiento entre los guerrilleros y las víctimas. Con ello, buscarán erradicar la violencia como método para hacer política o para ejercer oposición.

Injerencia externa. Reconocen el relacionamiento político con organizaciones de otros países. De hecho, aseguran que forma parte de los los principios fundamentales que hacen al estatuto de las FARC, el cual es denominado como intercionalismo, la lucha por la patria grande; la que soñó Bolívar. Sobre el punto, aclaran que se trata de un relacionamiento estrictamente político con organizaciones políticas, medios de comunicación y personalidades; pero no de carácter belicoso. No existe una relación o conexión directa, ni una relación orgánica que establezca la influencia de las FARC hacia dichas organizaciones.