19 de enero
Jueves
Mayormente despejado
25°
37°
Viernes
Parcialmente nublado
24°
35°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
36°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 6 de enero de 2017, 01:00

Manifestación reclamó que se audite el Centro de Despachantes de Aduanas

Miembros del Centro de Despachantes de Aduanas del Paraguay (Cdap) se manifestaron ayer frente a la sede del gremio exigiendo una auditoría a la gestión del mismo porque, según aseguran, parte de la comisión directiva actúa con gran arbitrariedad e impunidad.

Ramón Acevedo, despachante y miembro de la organización, denunció que más de 50 asociados fueron expulsados de manera ilegal bajo sumario administrativo por diferencias de opinión con la directiva del centro.

Explicó que los directivos pretendían obligarlos a pagar un canon de G. 5.000 por cada despacho que realicen, y todo lo recaudado iría a las arcas de la asociación de forma ilegal y que tras negarse al pago 54 miembros fueron expulsados por medio de sumario.

“El presidente del Centro, Alfredo Estigarribia, está a la cabeza de toda esta persecusión ilegal hacia los asociados”, expresó el despachante.

Agregó que las expulsiones arbitrarias de los miembros fue llevada hasta la Justicia que ya dictaminó a favor de los asociados, resolviendo que se vuelvan a reintegrar a los socios expulsados, pero la comisión directiva apeló la sentencia, explicó.

Acevedo argumentó que las expulsiones también se deben a que el presidente Estigarribia y su grupo de seguidores quieren seguir manteniéndose en el cargo para así seguir manejando el Centro a su antojo. Sostuvo que persiguen a los que no estén con ellos para que puedan seguir teniendo los votos necesarios para mantenerse en la presidencia, puesto que la elección de autoridades es en febrero.

IRREGULARIDADES. Por otra parte, los denunciantes indicaron que la administración de Estigarribia ya había manipulado el balance del 2015, supuestamente para que arroje un resultado positivo, es decir, un superávit.

Comentaron, además, que en la parte de “cuentas a pagar” no fue agregada la deuda del Centro de Despachantes con la Subsecretaría de Tributación de Estado (SET), que habría ascendido a G. 2.500 millones a finales del 2015, por el IVA no ingresado por varios de sus prestadores de bienes y servicios. “Ahora están pidiendo a la SET que le financie la deuda que tienen. Hay demasiadas irregularidades”, denunció Acevedo.

Este medio quiso comunicarse con el presidente del Centro de Despachantes para saber su posición sobre las denuncias en su contra, pero no antendió las llamadas, pese a los reiterados intentos hechos.