7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
viernes 21 de octubre de 2016, 01:00

Manejo del centro de salud enfrenta a ediles y médica en J. L. Mallorquín

Concejales acusan a directora del centro de salud de tomar medidas abusivas para derivar pacientes a su clínica particular. La médica negó los cargos y promueve una acción judicial contra uno de los ediles.

Por Noelia Duarte Solís

JUAN LEÓN MALLORQUÍN

De acuerdo a la denuncia, la directora del nosocomio, Dra. Liza Prieto, mantiene cerrado el portón de acceso al centro de salud y solamente se puede ingresar por la parte trasera del hospital, justamente donde está ubicada una clínica privada, propiedad de la médica. Prieto negó los cargos y promueve una acción judicial contra uno de los ediles de Juan León Mallorquín, al oeste del Alto Paraná.

El concejal Rubén Cabral es el principal promotor de la denuncia y del pedido de destitución de la directora. Habla de maltrato a los pacientes, además de no recetar medicamentos de la farmacia social, para favorecer a las privadas. "Ella admitió en la Junta Municipal que la clínica privada es de su propiedad y justificó que se instaló cerca del centro para ayudar a la ciudadanía", reclamó Cabral.

Refirió además que los portones de la parte frontal del centro asistencial siempre están cerrados con candado y solo se habilita el que está atrás, que fue pagado con recursos del consejo de salud, a un costo de G. 900.000.

Hace unos días, el ministro de Salud, Antonio Barrios, estuvo por Juan León Mallorquín donde el intendente Mario Noguera y algunos concejales conversaron con él sobre esa situación. El secretario de Estado se comprometió en revisar el caso y disponer un sumario. "También recurrimos a la décima región sanitaria y esperamos una determinación del doctor (Miqueias) Abreu. Si para la próxima semana no solucionan, vamos a manifestarnos", advirtió el edil.

PERSECUSIÓN. La doctora Liza Prieto negó que los portones de acceso al centro de salud estén cerrados. Aclaró, sin embargo, que desde las 15.00, los accesos se cierran porque en el distrito hay muchos animales sueltos y se habilita el portón de atrás para el área de urgencias.

Aclaró que conversó con los ediles, pero que Cabral no quiere entender razones. En el centro de salud trabaja la esposa del edil, Beba de Cabral, en el área de Obstetricia y a criterio de Prieto, el trasfondo sería que la profesional pase a ocupar un cargo de relevancia dentro del centro asistencial. Ante los hechos, la médica intimó notarialmente al concejal y advirtió que iniciará una acción penal por difamación y calumnia, atendiendo a las acusaciones contra ella.