24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 24 de abril de 2017, 01:00

Maestros en el proceso inclusivo

Persona que enseña o forma, especialmente aquella de la que se reciben enseñanzas muy valiosas; es el concepto que define mejor a los profesores de Olimpiadas Especiales Paraguay (OEP), maestros de la vida.

Ellos son Édgar Garcete (natación), Ramona Torres (bochas), Alejandro Tapiolas (tenis), los que día a día trabajan, buscando para los atletas un desarrollo personal a través del deporte.

En ronda de diálogo con ÚH, los profes exteriorizaron sus sensaciones y sentaron posturas respecto a la inclusión en el país. “La natación me dio mucho, es por eso que siempre me sentí en deuda con este deporte que tanto quiero y entrego lo mejor de mi trabajo para estos atletas”, puntualizó Édgar Garcete.

Refiriéndose que la intensidad del trabajo es la misma; “Paciencia, amor y mucha entrega, después no hay mucha diferencia con cualquier otro grupo que me tocó dirigir”, expresó el entrenador.

El secreto está en conocer al atleta y adaptarse a su manera de expresarse, ya que ellos ponen muchas ganas.

Alejandro Tapiolas fue concreto al exponer sus sensaciones: “Ellos marcan el ritmo de lo que quieren, entienden de lo que significa estar aquí y competir por el país. El deseo de superación de cada uno de ellos hace a que el compromiso por ganar protagonismo para dejar en alto el nombre de Paraguay sea similar a cualquier atleta de alto rendimiento”.

Para SEGUIR CRECIENDO. Ramona Torres asegura que la inclusión debe de instalarse con mayor fuerza en el país: “Todo es posible para ellos, pueden ser igual o mejores que cualquier otra persona y eso lo aprendí en el día a día con ellos”.

De importante trayectoria en las bochas, Ramona apuntó que la vida le permite seguir aprendiendo detrás de los atletas: “Recoger estas vivencias es significativamente diferente en lo humano con relación a lo que viví como deportista en otras competencias. A pesar de la experiencia, cada minuto que comparto con ellos es aprender que la fortaleza de la confianza hace a que no exista algo imposible”.