4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 7 de julio de 2016, 21:41

Maduro ratifica al ministro de Defensa y destituye al jefe de la policía militarizada

Caracas, 7 jul (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó hoy en su cargo al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, y a otros altos mandos y destituyó al comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (policía militarizada), Néstor Reverol, quien fue sustituido por el general Antonio Benavides.

"He decidido ratificar para que continúe su trabajo con firmeza con equilibrio, con liderazgo, con honestidad al general en jefe Vladimir Padrino López al frente del Ministerio (...) para la Defensa y el Comando Estratégico Operacional", anunció Maduro en un acto de ascensos militares en Caracas.

En el marco de estos anuncios, Maduro también informó que "en los próximos días" dará "nuevas tareas" al mayor general Reverol a quien dio las gracias "por su trabajo, dedicación, honestidad y moral".

A continuación dijo: "He designado como nuevo comandante en jefe de la Guardia Nacional Bolivariana al mayor general Benavides Torres".

La GNB ha sido criticada duramente por la oposición venezolana por su participación en la represión a las protestas antigubernamentales que se han realizado en el país en los últimos años, por supuestos atropellos contra diputados opositores y por verse involucrados en actos delictivos.

El presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, calificó a fines del mes pasado de "zánganos", "malandros (delincuentes)" y "sinvergüenzas" a unos agentes de la GNB que le obligaron a abrir sus pertenencias en un aeropuerto privado de Caracas, cuando regresaba de una visita a Washington.

Recientemente dos miembros de este cuerpo policial fueron imputados por su presunta participación en el tráfico de 600 kilos de droga a México y otros seis fueron detenidos hace una semana señalados por su supuesta responsabilidad en la muerte de cuatro hombres en el estado Barinas (oeste).