2 de diciembre
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 8 de noviembre de 2016, 19:10

Maduro instala unos consejos obreros en las empresas para el control y subir la producción

Caracas, 8 nov (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, instaló hoy unos "Consejos Productivos de Trabajadores" (CPT) en 804 empresas del país con el propósito de aumentar la producción y controlar la distribución y comercialización de productos en medio de la severa crisis económica nacional.

En cadena obligatoria de radio y televisión Maduro juramentó a estos equipos que estarán integrados por tres trabajadores por cada empresa, un miliciano, una mujer de la red gubernamental Unamujer, un "joven profesional" y un militar designado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)

El jefe de Estado venezolano explicó que estos CPT constituyen "un instrumento principal de transformación económica" que "debe instalarse como una instancia de poder en cada empresa" en el marco del estado de excepción y de emergencia económica que rige en el país caribeño desde comienzos de año.

Este plan arranca con 804 consejos instalados en 660 empresas privadas y 144 empresas públicas para "resolver problemas logísticos, de insumos (materiales), financieros" y "avanzar en la meta de aumentar la productividad en 100 % o más".

"La clase obrera tiene que sentir que es el poder en este país y no dejarse ningunear (menospreciar) por nadie, una revolución obrera es lo que hace falta en este país", sostuvo Maduro, quien cree que con este acto inicia "una nueva etapa de la Revolución Bolivariana de altísima producción y eficiencia y de cero burocracia y corrupción".

Por su parte, el ministro del Trabajo, Oswaldo Vera, aseveró que estos consejos productivos surgieron espontáneamente el pasado 28 de octubre cuando la oposición venezolana llamó a una huelga general de 12 horas para protestar por la suspensión del proceso para un referendo revocatorio presidencial.

Vera señaló que ese día los trabajadores no se paralizaron y, en cambio, "tomaron" el control de las empresas como una forma de respaldo al Gobierno y que, en la misma línea, proponen no detener la producción durante las vacaciones colectivas que algunas empresas toman en los meses de diciembre y enero.