4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 14 de julio de 2016, 13:28

Madre denuncia que dieron una golpiza a su hijo en Centro de Menores

Un adolescente recluido en el Centro de Rehabilitación de Menores de Ciudad del Este fue castigado con una golpiza por los guardias. El Ministerio Público investiga el caso.

El menor es brasileño y fue visitado el domingo por su madre, quien al detectar los signos de violencia denunció el hecho.

El adolescente había cometido una falta el sábado al intentar forzar uno de los barrotes. Los guardias controlaron la situación al ser alertados por otro joven, pero horas después lo llevaron a un sector aislado y lo golpearon como castigo, informó la corresponsal de ÚH, Noelia Duarte.

Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP) asiste a la víctima para brindarle garantías y que colabore con la investigación del Ministerio Público, a cargo de la fiscala Stella Marys Ramírez. "Porque en contexto de encierro no es fácil sostener una denuncia cuando uno va a quedar bajo custodia en el lugar", comentó Diana Vargas, miembro de la organización.

Hace unos meses el adolescente fue recluido en el Centro Educativo, su madre lo visita esporádicamente, pues vive en Brasil, en una zona no tan cercana a la frontera. Esta situación lo lleva a momentos de tristeza y de llanto con lo ocurrido el sábado pasado.

Según el diagnóstico médico, las lesiones no revisten de gravedad "pero es importante que la sociedad entienda a no tolerar ningún tipo excesivo de uso de la fuerza", explicó Vargas.

Agregó que en este caso el objetivo es además que la víctima comprenda que a pesar de haber cometido una falta no pueden golpearlo, atendiendo a que en principio estaba temeroso a contar lo sucedido.

Mecanismo contra la Tortura enviará los datos relevados a la Fiscalía, mientras que desde la cárcel de menores ya se trasladó a los funcionarios a una guardia perimetral, donde no estén en contacto con los adolescentes.