19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 28 de mayo de 2017, 01:00

Lucha contra el contrabando es un “cuento chino”, critica industrial

Fabricar en Paraguay tiene un costo operativo mucho más bajo; por ejemplo, mientras aquí se paga un 10% de impuesto a la renta y al valor agregado, en Argentina y el Brasil las tasas en ambos conceptos rondan el 35% y 20%, respectivamente.

“Esta diferencia hace atractivo invertir en nuestro país, pero todavía estamos a inicios de un proceso industrial que debe desarrollarse. No tenemos una política industrial que facilite el aspecto financiero. El combate al contrabando sigue como la gran materia pendiente”, reflexionó Alfredo De Hollanda, directivo de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) e industrial vidriero. Dijo que es urgente mejorar la infraestructura necesaria para que sea factible la instalación de más fábricas en la regiones de menor desarrollo.

“Pero para crear parques industriales es neurálgico facilitar procesos para habilitaciones municipales, dotar de energía e instalaciones sanitarias; además, se debe contar con rutas de todo tiempo que permitan el acceso fácil a los centros de distribución. Estos temas deben estar en primer lugar en la agenda de las gobernaciones y municipios para atraer inversión”, opinó.

enemigo. De Hollanda calificó de “héroes” a sus colegas industriales que han logrado, pese a todas estas dificultades, mantener sus industrias generando empleo digno para los paraguayos.

“Si no tuviéramos estas ventajas competitivas en el costo operativo, el masivo contrabando no nos permitiría siquiera levantar la cabeza. La lucha contra este flagelo es un cuento chino, en cuarenta años de desarrollo industrial, el combate ha sido una falsedad total. Por eso, se produce mayormente en aquellos rubros donde el contrabando tiene poca incidencia”, puntualizó.

Finalmente, el directivo de la UIP manifestó que un problema que está aquejando a varias industrias que se asentaron desde hace años en zonas del área metropolitana de Asunción que antes eran poco pobladas, es que se han vuelto residenciales.

En los próximos diez años, dijo que poco a poco estas fábricas deberán tener que ir migrando hacia zonas donde se puedan desarrollar parques industriales. “Por ello es necesario empezar a generar la infraestructura para ese proceso”, expresó.