3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 13 de agosto de 2016, 11:16

Los vuelos comerciales de EE.UU. a Cuba amenazan el futuro de los chárter a la isla

Miami (EE.UU.), 13 ago (EFE).- A pocas semanas del despegue de los primeros vuelos comerciales de Estados Unidos a Cuba tras una pausa obligada de más de cincuenta años, las empresas chárter de Florida que viajan a la isla empiezan a sentir que tienen sus días contados.

"No es posible poder competir con una aerolínea enorme, nuestra escala es diferente", expresó hoy a Efe Emily Sánchez, portavoz de Cuba Travel Service (CTS).

Esta compañía es una de los cinco más grandes que han suplido el vacío de viajes a la isla durante décadas de enemistad diplomática entre ambas naciones, y comenzará poco a poco a eliminar sus rutas a Cuba a medida que empiecen a operar los 110 vuelos comerciales a este país aprobados por el Departamento de Transporte (DOT, en inglés) de EE.UU.

Sánchez aseguró que "no tiene sentido continuar" porque van a haber muchas aerolíneas, con varios destinos a Cuba, y no cree que habrá una demanda de pasajeros suficiente.

"Creo que entre las aerolíneas se van a tener que pelear cuál gana", aseguró.

De hecho, las solicitudes de estas compañías aéreas para vuelos diarios a La Habana triplicaron la cifra de veinte que ambos Gobiernos acordaron.

Caitlin Harvey, portavoz del DOT, explicó a Efe que durante este "verano anunciarán la decisión final" sobre las aerolíneas que viajarán a la capital cubana desde diez ciudades de Estados Unidos, rutas que previsiblemente comenzarán a operar a finales del año.

Por lo pronto, el DOT ya escogió seis aerolíneas que harán noventa vuelos diarios desde cinco ciudades de EE.UU. a nueve de Cuba (excepto La Habana), entre ellas la ruta Fort Lauderdale-Santa Clara, que JetBlue tiene previsto inaugurar el próximo 31 de agosto si el Gobierno cubano lo autoriza.

Será, en ese caso, el primer vuelo comercial entre ambos países tras a la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU. que comenzó en diciembre de 2014 y se concretó en julio de 2015, cuando las secciones de intereses en Washington y La Habana comenzaron a funcionar como embajadas.

Será un hecho histórico que además marcará la suerte de compañías como CTS, que se enfocará ahora en la venta de paquetes turísticos a Cuba, que incluye renta de vehículos, trámites de visa, y además asesorará a las aerolíneas.

"Vamos a ayudarles a entrar en el mercado", explicó la portavoz de CTS, que eliminará en septiembre una de sus rutas a Cuba, la de Tampa, de un total de 21 vuelos semanales que hace a la isla.

Como CTS, que transporta unas 100.000 personas al año a Cuba, otras empresas como Marazul, Havana Air, Gulf Stream, Island, Travel & Tour y ABC Charters, han servido durante décadas a la comunidad cubana y a turistas.

Algunas como Cuba Travel Service, enfatizan más en propuestas turísticas, mientras otras han orientado sus servicios a "reunificar" a las familias cubanas en ambas naciones.

Todas además asesoran a cubanos sobre los permisos de entrada a la isla, y a los estadounidenses sobre las doce categorías de viaje que permite el Gobierno de EE.UU. en su intento de suavizar el embargo económico que impone Washington a La Habana y que prohíbe a sus nacionales viajar como turistas a Cuba.

Sheila González, de la agencia de viajes DMC de Miami, dijo que hay "conmoción" entre estas empresas porque "no saben qué va a pasar" o qué precios de pasajes van a manejar.

Se prevé que la entrada de las grandes aerolíneas significará una reducción en los precios de los pasajes a Cuba que ofertan las empresas chárter, que según Sánchez, de CTS, ahora oscilan entre 350 dólares y 450 dólares desde Tampa o Miami, en Florida, a La Habana.

"Las tasas de aterrizaje en Cuba van a ser más bajas para las aerolíneas comerciales que para nosotros, que ahora son de unos 45 dólares por pasajero", explicó Sánchez.

Señaló además que debido a la gran oferta, las aerolíneas tendrán que bajar aún más los precios, lo que no podrán hacer los chárter.

JetBlue, una aerolínea de bajo costo, anunció tarifas de un solo trayecto a partir de los 99 dólares, que incluyen el seguro de salud que requiere el Gobierno de Cuba.

Este nuevo escenario proporcionará más opciones a los viajeros, que en su gran mayoría saldrán desde los aeropuertos de Miami-Fort Lauderdale, Nueva York-Nueva Jersey y Tampa, zonas que en ese orden concentran la mayor cantidad de inmigrantes cubanos, y pronto también la mayor cantidad de vuelos comerciales.

El DOT aclaró que en el tema de los chárter los vuelos son ilimitados y que en ese caso ellos solo regulan la asignación de frecuencias.

González explicó que algunas de estas chárter van a trabajar con las aerolíneas y que otras quizás podrán compensar la competencia con la venta de paquetes turísticos, "aprovechando que en Cuba no se puede pagar con tarjeta de crédito".

"Pueden haber millones de vuelos, pero los viajeros no pueden entrar a Cuba si no caen en algunas de las 12 categorías", anticipó Sánchez, de CTS. En ese sentido, dijo que no ven a las aerolíneas como "competencia" sino como una oportunidad para trabajar en conjunto.

La apertura de rutas aéreas y de cruceros, telecomunicaciones, algunas importaciones y el correo postal son las áreas en las que más han avanzado las relaciones entre Cuba y EE.UU., antes de una normalización bilateral plena.

Ivonne Malaver