8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 7 de noviembre de 2016, 15:27

Los votantes hispanos buscan hacer historia en las reñidas elecciones presidenciales

Miami (EE.UU.), 7 nov (EFE).- Los hispanos en Estados Unidos mostrarán este martes su verdadero potencial electoral en unos disputados comicios presidenciales con una masiva presencia en las urnas que se reflejará también en el desembarco histórico de más latinos en el Congreso federal.

"La comunidad latina está participando no sólo en récord de votantes, sino en récord de registrados y también un número récord de personas que se hicieron ciudadanas para votar, y también en jóvenes que están participando", aseguró hoy a Efe Ben Monterroso, director del grupo nacional Mi Familia Vota (MFV).

Los votantes latinos, que consolidaron en 2008 y 2012 la victoria del presidente Barack Obama, se están movilizando de forma anticipada a las urnas alentados por el discurso antiinmigrante del candidato republicano, Donald Trump.

"Lo que el señor Donald Trump vino a hacer fue levantar esta conciencia, esta responsabilidad, que tenemos algo que hacer y no sólo quejarnos de que alguien nos está insultando", manifestó Monterroso.

El poder electoral latino se presenta especialmente crucial en estados que aún no tienen claro si quieren a Trump o a la demócrata Hillary Clinton como presidente, entre ellos Florida y Nevada, e incluso Arizona y Colorado, de gran población hispana.

"Ya hemos votado en números récord en los comicios anticipados, registramos más votantes que muchos años atrás y muchos más se hicieron ciudadanos, el 37 % a nivel nacional aumentó, y en Nevada y Florida un 50 %. La historia se está haciendo ya", comentó Monterroso.

Florida, con más del 15 % de votantes hispanos registrados y donde ambos candidatos están virtualmente empatados, es un buen ejemplo de la potencial repercusión que tendrá el voto de una comunidad minoritaria, con unos 55 millones de hispanos en el país.

El estado se ha visto saturado los últimos días de innumerables visitas de ambos candidatos y sus vicepresidentes, además del presidente Obama, que ha estado cuatro veces en las últimas dos semanas, en busca de sus 29 votos o circunscripciones electorales, de los 270 que se requieren para ganar la Presidencia.

El voto por adelantado entre latinos de Florida ya rebasó las tasas del 2012 por más de un 150 %, particularmente entre puertorriqueños de la zona central de Florida, informó hoy una coalición no partidista que lleva a cabo la campaña #QueVoteMiGente.

"No cabe la menor duda de que esta será la elección más importante de nuestras vidas y que los latinos de Florida son la clave para el éxito", expresó José Calderón, presidente de la Federación Hispana.

El electorado latino alcanza el 12 % del total del país, con un número récord de 27,3 millones de hispanos habilitados para votar este martes, aunque tradicionalmente sufraga sólo la mitad.

Sin embargo, Latino Decisions calcula que un máximo de 14,7 millones de latinos, lo que supondría un aumento de 3,5 millones en comparación con las elecciones de 2012, votarán en estas elecciones, que además cambiará a un tercio de sus senadores (34) y a los 435 representantes a la Cámara baja.

Según el centro de investigaciones Pew, la tasa de latinos elegibles para votar se ha disparado el 40 % desde 2008, una de las más rápidas de cualquier grupo en el país.

El llamado "efecto Trump" contribuyó durante este ciclo electoral a movilizar como nunca antes a más hispanos, según el grupo encuestador Latino Decisions, que desde el lanzamiento de la campaña del republicano ha medido su popularidad entre esta comunidad.

Su más reciente sondeo apunta a 62 de diferencia en favor de Clinton sobre Trump, que ha llamado a los inmigrantes mexicanos "violadores" y criminales" y que pretende deportar a todos los indocumentados.

Empujados por el discurso hostil y antiinmigrante de Trump, la mitad de los hispanos ya habrá sufragado antes del martes, según un sondeo de la Asociación Nacional de Funcionarios Electos (NALEO).

Si se confirma la votación masiva que se espera, superaría el apoyo que recibió Obama de los latinos en las elecciones de 2008 (75 %) y 2012 (71 %).

Además de medir su poder electoral, la participación de los hispanos en las elecciones del martes puede ayudar a aumentar de 29 a 36 los hispanos en la Cámara Baja.

Candidatos como Catherine Cortez-Masto, Loretta Sánchez, Darren Soto y Adriano Espaillat buscan además hacer historia en el Congreso federal.

Cortez-Masto, quien durante ocho años fue la fiscal general de Nevada, y Sánchez, actual representante a la Cámara Baja federal, se podrían convertir en las primeras latinas en llegar al Senado federal, que gracias a su presencia podría caer en manos demócratas, la otra gran contienda a definir este martes.

Los también demócratas Soto y Espaillat quieren estrenarse como el primer puertorriqueño por Florida y el primer dominicano por Nueva York, respectivamente, en la Cámara de Representantes federal.