9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de septiembre de 2016, 19:34

Los últimos 50 años de arte contemporáneo ya tienen su espacio en Santiago de Chile

Santiago de Chile, 22 sep (EFE).- Los últimos 50 años de arte coetáneo de Chile tienen su espacio en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo, inaugurado hoy con la exposición "Una imagen llamada palabra" en las instalaciones del antiguo Aeropuerto de Cerrillos.

Más de 100 obras de cerca de 57 artistas, entre los que se encuentran José Balmes, Gonzalo Díaz y Pedro Lemebel, decoran las estancias del que en 1967 era el principal puerto aéreo del país y que mostrará esta prolongada exposición hasta el 31 de enero de 2017, una muestra marcada por el cruce crítico entre imagen y texto.

"Buscamos generar una plataforma de discusión y de intercambio con otras escenas latinoamericanas y otros artistas, además de participar y facilitar la dinámica de trabajo con otras instituciones", dijo a Efe el curador de la exposición, Camilo Yáñez.

"Este es un centro que va a tener conservación, investigación, trabajo con comunidad y exhibición y una vinculación muy grande con el ámbito de la escena internacional", indicó en cuanto a las funcionalidades del museo.

Asimismo, este se trata de uno de los tres espacio más importantes del país dedicado a esta materia junto al Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Chile y la Galería Gabriela Mistral, según afirmó Yáñez.

"Es un momento histórico para el mundo de las artes y la cultura de nuestro país, la apertura de este centro significa el despegue de todos los sueños, motivaciones y proyectos para las artes visuales en Chile", aseguró el ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

Sus más de 4.000 metros cuadrados albergan salas de exhibición, biblioteca, centro de documentación, videoteca y archivo digital, laboratorios para la investigación y depósitos adecuados para la conservación de colecciones públicas y privadas de arte contemporáneo.

Casi 90 años después de su construcción, y después de recibir a personalidades como el entonces presidente de EE.UU. Dwight Eisenhower, el expresidente de Francia Charles de Gaulle, la reina Isabel II de Inglaterra o el legendario futbolista Pelé, ahora recibirá de nuevo a los ciudadanos para ser una de las expresiones más importantes del arte del país.